Por el rápido contagio del COVID-19 en las prisiones, California liberará anticipadamente a 3.500 presos

Será la primera de varias medidas. Los casos positivos entre trabajadores y reclusos abarcan 10 de las 35 cárceles estatales
Reuters

California anunció esta semana que otorgará la libertad anticipada a 3.500 reclusos, en un esfuerzo por reducir el hacinamiento a medida que los contagios por coronavirus comienzan a extenderse por el sistema penitenciario estatal, informó Los Angeles Times.

Los abogados del gobernador Gavin Newsom dijeron el martes a un panel de jueces federales que el estado está tomando “medidas de protección extraordinarias y sin precedentes” para frenar la propagación del virus y proteger a quienes viven y trabajan en las 35 cárceles de California. La política de libertad condicional acelerada, que afecta a los reclusos que serán liberados en los próximos 60 días, será la primera de varias medidas más.

Los abogados que representan a los reclusos en los litigios de derechos civiles contra el sistema penitenciario habían hecho a esos jueces pedidos de liberaciones de prisión más amplias, así como medidas de protección para reducir la amenaza a los reclusos mayores o médicamente vulnerables que no entrarían en las consideraciones para la liberación

Este jueves está previsto que se celebre una audiencia judicial sobre la moción de emergencia, donde se tomará la decisión

Actualmente, hay casos positivos de COVID-19 en 10 cárceles, que afectan a 22 trabajadores y a cuatro reclusos. Las pruebas de reclusos comenzaron el 7 de marzo.

El Departamento de Correccionales y Rehabilitación de California cerró los programas de visitas de presos y voluntarios, y esta semana comenzó a usar termómetros táctiles para evaluar a sus 67,000 empleados cuando ingresan a los calabozos. En los primeros tres días de tal evaluación, 170 trabajadores tuvieron temperaturas y se les prohibió el ingreso.

Además, 886 empleados llamaron el domingo para reportar que se ausentarían del trabajo por enfermedad.

El estado también ha bloqueado la transferencia de los reclusos, una decisión que los abogados estatales le dijeron a un juez que mantendrá a 3.000 personas adicionales fuera del sistema penal. Y también anunciaron que trasladarán de 480 a 530 reclusos fuera de los dormitorios, donde los prisioneros están a dos pies de distancia con lavabos y duchas compartidas

Los defensores de los reclusos se mostraron escépticos sobre si la libertad condicional temprana era suficiente.

“Es un paso en la dirección correcta”, dijo el abogado Michael Bien, uno de los principales demandantes en dichos litigios. “Si será suficiente o no para abordar la pandemia ... y lograr la seguridad y el distanciamiento social, simplemente no lo sabemos. Mi opinión personal es que necesitaremos hacer más”.

En particular, Bien dijo que le preocupa mucho que California no haya tomado medidas para sacar de peligro a las personas con mayor riesgo de morir por COVID-19, incluidos los reclusos mayores y aquellos con afecciones médicas

“Mientras mi hermano permanezca encarcelado, existe una posibilidad real de que la sentencia de 2 años se convierta en una sentencia de muerte”, dijo Anita Astorga, cuyo hermano de 67 años, diabético, cumple una condena de dos años en el Chino. prisión donde los casos de COVID-19 están aumentando.

Al martes a la noche, Estados Unidos registraba más de 184.000 casos positivos de coronavirus y 3.721 muertes. Esta última cifra ubica ya al país en el tercer lugar de la lúgubre lista global, solo por detrás de Italia (12.428) y España (8.269). En el último día superó a Francia y China, donde se originó el brote.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ