ONU: la crisis por el coronavirus es la "más difícil" desde la Segunda Guerra Mundial

Las calles de las principales ciudades del mundo siguen desiertas debido a las medidas para frenar la expansión del coronavirus.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha dicho que el nuevo coronavirus es la crisis “más difícil” para el mundo desde la Segunda Guerra Mundial, y propuso una respuesta coordinada para frenar la transmisión y poner fin a la pandemia.

Guterres afirmó el martes que esta crisis humanitaria demanda una acción política decisiva, inclusiva e innovadora por parte de las economías más fuertes del mundo, y el máximo apoyo financiero y técnico para las personas y los países más vulnerables.

Advirtió además que en los países devastados por la guerra los sistemas de salud se han derrumbado y el pequeño número de profesionales médicos que quedaba a menudo ha sido blanco en los combates.

Mientras tanto, la pandemia global de coronavirus seguía arreciando este miércoles, principalmente en Europa y Estados Unidos, mientras los países se aferraban a las medidas de confinamiento y distancia social, y el movimiento económico cada vez se paraliza más.

Ya hay más de 850.000 casos y 42.000 muertes en 205 países y territorios, mientras Estados Unidos e Italia encabezan la lista con el mayor número de infecciones.

En Washington, el martes, el presidente Donald Trump dijo que las próximas dos semanas “serán muy dolorosas” y pronosticó que el pico de la pandemia “está por llegar”.

Las cifras más recientes de Estados Unidos eran de más de 188.000 casos y más de 4.000 muertes, con el peor foco en la ciudad de Nueva York, donde la pandemia seguía sumando víctimas a pesar de las estrictas medidas que se han tomado para combatirla.

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, vaticinó esta semana que millones de estadounidenses se infectarán con el coronavirus y de 100.000 a 240.000 morirán.

En Italia, el epicentro del virus en Europa, los nuevos casos se mantuvieron estables el martes con alrededor de 4.050, en medio de esperanzas de que el contagio haya alcanzado su pico. Sin embargo, las autoridades de salud dijeron que es muy pronto para considerar aliviar las cuarentenas, ordenadas hasta la segunda quincena de abril.

Con más de 12.000 muertes, Italia es ha sido el mayor foco de mortalidad del coronavirus.

España, por su parte, no registró mejorías, y nuevamente volvió a reportar este miércoles más de 800 muertes y más de 7.000 casos, según cifras del diario El País.

En Latinoamérica, el coronavirus ha avanzado con mayor lentitud, pero los números se mantienen el alza y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió el martes que aún hay tiempo para reducir el impacto.

La región contabilizaba hasta el martes unos 13.600 infectados y 299 fallecidos. Brasil es el país más afectado, con más de 5.800 casos y más de 200 muertos.

Le siguen en orden Chile, Ecuador y Argentina, pero en otras naciones la cantidad de infectados sigue en aumento lentamente y se teme que el brote pueda hacer grandes estragos debido en los países con sistemas de salud menos avanzados y grandes concentraciones de personas en la pobreza.

Además, con las economías ya debilitadas, el crecimiento en los países latinoamericanos se hunde en medio de la pandemia, mientras los gobiernos ordenan medidas restrictivas para frenar la propagación del virus.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ