Migrantes nicaragüenses se inyectan para prevenir embarazo en caso de ser violadas rumbo a EE. UU

Las mujeres nicaragüenses que van en busca del sueño americano, se inyectan anticonceptivos para evitar embarazos en caso de ser abusadas sexualmente a su paso por México.
Cortesía

En junio pasado Ana Julia decidió emigrar a Estados Unidos. Dice que reunió valor para irse “mojada” porque en Nicaragua no tenía oportunidades, siendo administradora de empresas laboraba como cajera en una gasolinera de la ciudad de León.

Cuenta que se endeudó y sus padres vendieron un auto para reunir los seis mil dólares que el coyote le pidió a cambio de llevarla a cumplir el anhelado sueño americano.

Lea: Sergio Ramírez: "Boric denota madurez política al viajar hacia el centro"

Recuerda que partieron de una casa de seguridad de occidente el 12 de junio del año pasado, según los cálculos del supuesto guía el viaje demoraría unos doce días.

Relata que al iniciar la travesía irregular el coyote quien se autonombró “guía”, les explicó las normas de conductas y advirtió a los varones que no debían propasarse con las mujeres porque no toleraba ese comportamiento y para él las mujeres y los niños eran sagrados.

Ana Julia de 21 años viajaba sola y dice que se sintió tranquila hasta llegar a Guatemala y narra que se sintió como una mercancía pasando de mano en mano.

Lea más: Régimen en Nicaragua saluda la investidura de la nueva presidenta de Honduras

Uno de los supuestos guías con acento mexicano que estaba encargado de trasportarlos desde la frontera de México hasta la frontera de Estados Unidos se “obsesionó con ella”.

Ana Julia hizo pasar a uno de sus acompañantes con los que empezó el viaje como su pareja ante el temor de ser abusada físicamente.

                                                      

Para el productor leonés, Danilo Cortés, historias como la de Ana Julia son frecuentes en el campo nicaragüense.

Recientemente, este agricultor conversó con una colega de 30 años y observó que ella y su hija se vestían de ropa de segunda mano en mal estado, lo que le despertó curiosidad. 

Lea también: Estados Unidos apoyaría una negociación con Daniel Ortega

Ella le comentó que había vendido su finca y con el dinero había decidido emigrar a Estados Unidos. “Ya nos pusimos la inyección para no quedar preñada en tres meses por si nos secuestran y nos violan los mafiosos mexicanos”.

Cortés dice que le sacó cuatro lágrimas cuando la señora le contó con suma tristeza que se estaban “preparando para lo peor”. “Esa es la historia de nuestros campesinos que son migrantes”.

Ana Julia logró cruzar el 1 de julio del 2021 a Estados Unidos, pero formó parte de los más de 20 mil inmigrantes que fueron devueltos a México en esa semana.

Dice que está esperando una ayuda de familiares para volver a intentar emigrar, pero se está poniendo de acuerdo con unos primos para no viajar sola y también está considerando tomar al menos dos métodos anticonceptivos para emprender el largo camino.

Puede interesarle: Empresarios sandinistas piden aumento mínimo en mesa del salario mínimo para trabajadores

El 15 de enero pasado monseñor Rolando Álvarez confirmó que en la comunidad religiosa han tenido conocimientos de varios ataques sexuales durante las masivas migraciones.

“Se están dando muchos casos en los que las mujeres, nuestras niñas en el camino son violadas” expresó Álvarez.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ