Despacho 505: Informe del BID: Capacidad de respuesta del régimen sandinista ante coronavirus es "limitada"

Informe del BID señala que la capacidad de respuesta de Nicaragua ante la propagación del virus “es limitada” y que apenas cumple con tres de las siete medidas del protocolo internacional definido por la OMS.

En los próximos seis meses Nicaragua registrará un mínimo de 813 personas fallecidas por coronavirus y otras 32,500 infectadas. Es la proyección trazada por el propio Ministerio de Salud (Minsa) y reportada en un informe “confidencial” preparado para Bancos Multilaterales de Desarrollo, la Organización Mundial de la Salud (OMS).

LEA También: Ministerio de Salud Sandinista reporta nuevo caso de Covid-19, en total se registran 8 positivos en Nicaragua

“La capacidad de respuesta del país ante la propagación del virus es limitada. En su informe confidencial preparado para Bancos Multilaterales de Desarrollo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica a Nicaragua como un país de alta vulnerabilidad ante el Covid – 19″, recoge el informe denominado “El Impacto del Covid-19 en las economías de la región Centroamericana”.

Así mismo, el BID subraya el alto riesgo del país a recibir casos importados “y un nivel 2 de capacidad de respuesta ante una posible propagación”, se lee en el informe elaborado con datos al 2 de abril, cuando Nicaragua registraba cinco casos confirmados de Covid – 19 y uno de ellos fallecido.

813 MUERTES Y MILES DE INFECCIONES

En el documento se detalla que el Minsa calcula que “pueden tener 32,500 afectados en un período de seis meses desde que el virus ingresó al país… y el número de fallecidos podría rondar los 813”.

Leer más: La Lupa: Nicaragua, la extraña excepción a la pandemia de covid-19 que avanza en Centroamérica

De los diagnósticos positivos proyectan que el 75% sean casos leves o moderados y el 25% casos graves.

El BID deja en evidencia que Nicaragua apenas cumple con tres de las siete medidas sanitarias establecidas en el reglamento internacional aprobado por la OMS para prevenir la propagación del Covid – 19: controles epidemiológicos en puntos fronterizos, aeropuerto y puertos; vigilancia epidemiológica a nivel nacional y “la cuarentena preventiva para nacionales y extranjeros por 14 días posteriores a su ingreso al país”, aunque públicamente esta última medida el Minsa no la reconoce con tal y se refiere a ella como “seguimiento responsable y cuidadoso” o “resguardo domiciliar”.

Leer más: Régimen sandinista desafía advertencias sobre coronavirus, contradice a sus aliados de Cuba

“Sin embargo, aún no se ha orientado la suspensión de las actividades en instituciones educativas, la suspensión de eventos masivos, el establecimiento de restricciones al confinamiento y la restricción a la entrada de turistas restringidos de países con alto grado de contagio de COVID – 19”, señala.

RÉGIMEN VENDE NORMALIDAD A LA CIUDADANÍA

El régimen de Daniel Ortega ha minimizado la pandemia de Covid-19 por lo que no toma medidas drásticas que eviten la propagación del virus. Según el Ministerio de Salud (Minsa), hay 19 hospitales en los que atenderán a los pacientes contagiados, sin embargo, los centros no cuentan con las condiciones mínimas, tampoco han anunciado un plan de contingencia.

La institución de Salud no ha seguido las recomendaciones de las Organización Panamericana de la Salud (OPS), al punto que la organización esta semana expresó su preocupación por la forma “inadecuada” en que la dictadura está manejando la pandemia. “Nos preocupan los exámenes, la trazabilidad de los contactos y la notificación de casos”, dijo la directora de la OPS, Carissa Etienne.

Contrario a los demás países de la región que han extremado medidas, el régimen ha convocado a marchas y enviado a una legión de trabajadores a realizar visitas casa a casa, asegurando que su modelo de salud comunitaria, que al fin de cuentas propicia el contacto, será efectivo para evitar un brote.

Incluso, en esta Semana Santa la dictadura de Daniel Ortega está financiando y promoviendo la participación de la población en casi un centenar de actividades religiosas y de ocio. Rosario Murillo, pese a conocer la gravedad de la pandemia, dijo que la situación sanitaria en Nicaragua permite llevar el ritmo del país con “normalidad”.

El régimen orteguista es el único país que mantiene fronteras, puertos y aeropuertos abiertos, aunque el flujo ha disminuido debido al cierre de fronteras ordenado por los países fronterizos y la cancelación de vuelos comerciales como parte de las medidas adoptadas por las compañías aéreas.

Mas detalles en: https://www.despacho505.com/

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ