Papa Francisco califica de “atentado”, acto terrorista en Catedral de Managua

En su en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco calificó de “atentado” el acto terrorista en la Capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua, luego que un hombre encapuchado lanzó una bomba en el interior de la capilla.

"Queridos hermanos y hermanas, pienso en el pueblo de Nicaragua que sufre por el atentando a la Catedral de Managua, donde ha sido muy dañada - casi destruida - la imagen tan venerada de Cristo, que ha acompañado y sostenido durante siglos la vida del pueblo fiel. Queridos hermanos nicaragüenses, estoy cerca de vosotros y rezo por vosotros" expresó el Jerarca Católico.

Leer más: Policía insiste en atomizador con alcohol, agrega veladoras y descarta explosión de bomba en catedral de Managua

La Policía sandinista descartó que cualquier tipo de hipótesis que apuntaba a "un acto terrorista planificado" y emitió un comunicado en el que insisten en la presencia de un atomizador con alcohol y agregan el elemento de las veladoras que mencionó la sancionada vicepresidente Rosario Murillo.

Leer más: Iglesia católica llama a domingo de rogativa y silencio como acto de desagravio ante "acción demoníaca"

"No se detectaron residuos de pólvora artesanal, sustancias explosivas de origen industrial, ni acelerante tipo hidrocarburo (gasolina, diésel, kerosene o thiner) en muestras de material combustionado", señalan en el comunicado.

El Cardenal Leopoldo Brenes calificó como “Un acto terrorista, lo quiero decir claramente, esto es un acto de amedrentar a la iglesia en su misión evangelizadora, nuestra misión es seguir anunciando la palabra del Señor, esto hiere el sentimiento dentro de nosotros”, manifestó Brenes.

 Ante las declaraciones de Rosario Murillo, quien dijo que el incendio fue provocado por veladoras encendidas, el obispo de Managua la desmintió. 

 “No hay ninguna vela y tampoco tenemos cortinas, nuestra capilla no tiene cortinas y no tiene veladoras, estos son actos de terrorismo, una bomba de gran poder, la imagen quedó calcinada, hemos derramado muchas lágrimas porque esta imagen para nosotros significa mucho y también para el pueblo católico y el pueblo devoto de la sangre de Cristo”, manifestó el religioso.

La Policía dijo en un primer comunicado que encontraron un atomizador con alcohol, dando a entender que esto fue el origen del siniestro y dejaron en entredicho a la propia Murillo. Pero ayer en un segundo comunicado agregaron el elemento de la veladora encendida que mencionó Murillo.

100% Noticias supo que los 7 testigos a quienes se les tomó declaración, la policía les insistía sobre las veladoras y nunca les preguntó sobre el terrorista que llegó a poner la bomba.

La imagen de la sangre de Cristo tenía más de 300 años de ser venerada en la arquidiócesis. La imagen de Jesús crucificado o la venerable  imagen  de la Sangre de Cristo de la Catedral de Managua fue traída a Nicaragua el 4 de julio de 1638  desde Guatemala. Fue ahora totalamente destruida una de la joyas de casi 400 años de antiguedad de los Managua y de la Iglesia Católica Nicaragüense.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ