Rosario Murillo se da golpes en el pecho, "no podemos permitir que se manipule" lo del ataque a imagen de la Sangre de Cristo

Rosario Murillo mantuvo su discurso de críticas y ofensas
Getty Images/AFP

En su monólogo verpertino, la vicepresidenta sancionada de Nicaragua, Rosario Murillo, mantuvo su discurso de críticas y ofensas contra todos los que han mostrado rechazo al atentado terrorista del viernes 31 de julio en la Catedral de Managua y que destruyó en casi su totalidad la venerada imagen de la Sangre de Cristo.

“Vamos adelante trascendiendo toda manipulación. Este dolor es de las familias de Managua y Nicaragua y no podemos permitir que se manipule y mucho menos quienes no pertenecen a nuestra cultura y nuestro país” expresó Murillo, días después que los embajadores de la Unión Europea y de Estados Unidos condenaran el ataque.

REACCIÓN DEL VATICANO

El Papa Francisco calificó como un atentado el hecho desde Roma “Pienso al pueblo de Nicaragua que sufre por el atentado a la Catedral de Managua donde ha sido casi destruida la imagen de Cristo que ha sostenido por mucho tiempo el pueblo fiel”.

LE PUEDE INTERESAR: Representante del Vaticano en Nicaragua pide investigación "seria, cuidadosa y transparente" en ataque a Catedral de Managua

Las declaraciones de Francisco fueron la antesala de la solicitud que hiciera el nuncio apostólico monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, a la dictadura de Nicaragua para una “investigación seria, cuidadosa y transparente”, dijo a la AP.
“La Santa Sede espera que las autoridades competentes encargadas de la investigación hagan su trabajo”, destacó.

VERSIÓN DE LA POLICÍA SANDINISTA

La sancionada Policía Sandinista concluyó  que lo ocurrido “no fue intencional” y que no hubo mano criminal y lo relacionaron con el vapor, calor, una candela encendida, y alcohol en el ambiente.

El cardenal Leopoldo Brenes aseguró que en la capilla no habían cortinas, ni candelas, ni nada inflamable por seguridad de la venerada imagen.

La imagen de la Sangre de Cristo calcinada era una representación de Jesús clavado en la Cruz. Tenía 383 años en Nicaragua y llegó de Guatemala cuando Managua no era ciudad. Estaba hecha de madera policromada.

SIGA LEYENDO: Policía descarta mano criminal en "acto terrorista" de Catedral de Managua

El papa Juan Pablo II oró frente a ella durante su segunda visita al país en el gobierno de doña Violeta Barrios. Dicha pieza recorria carretera a Masaya durante los viernes santo de cada año junto a miles de católicos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ