Con 20 votos a favor OEA aprueba resolución que encamina a Daniel Ortega a ilegitimidad

Con 20 votos a favor, 2 en contra y 12 abstenciones, la Organización de Estados Americanos aprobó la resolución "Restablecimiento de las instituciones democráticas y respeto a los derechos humanos en Nicaragua por medio de elecciones imparciales y justas".

Entre los países que votaron a favor se encuentran: Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guyana, Haití, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucía, Uruguay, Venezuela, Bahamas, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica.

LEER MÁS: Cosep recurrirá por inconstitucionalidad contra Ley de Regulación de Agentes Extranjeros

La resolución estable lo siguiente:

Reiterar la preocupación de la comunidad interamericana por el deterioro de las instituciones democráticas, e instar al Gobierno de Nicaragua a respetar plenamente el orden constitucional, los derechos humanos y las libertades fundamentales, y a celebrar elecciones nacionales, presidenciales y legislativas libres y justas en Nicaragua, en cumplimiento de sus compromisos y deberes fundamentales articulados en la Carta Democrática Interamericana.

2.         Instar al Gobierno de Nicaragua a que acepte el despliegue amplio y efectivo de misiones de observación electoral integradas por observadores internacionales independientes y acreditados en el proceso electoral de Nicaragua.

            3.         Solicitar a la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que apoye negociaciones incluyentes y oportunas entre el Gobierno de Nicaragua y los actores nacionales, que representan a la oposición nicaragüense, en torno a medidas de reforma electoral significativas y coherentes con las normas internacionales aplicables, y que preste asistencia técnica para su implementación, a fin de promover elecciones libres y justas. Es esencial/crítico que estas medidas incluyan, entre otras cosas:

a)         La modernización y reestructuración del Consejo Supremo Electoral para garantizar que funcione de forma totalmente independiente, transparente y responsable.

b)         Un proceso político pluralista que conduzca al ejercicio efectivo de los derechos civiles y políticos, incluidos los derechos de reunión pacífica y la libertad de expresión, y al registro abierto de nuevos partidos políticos.

c)         Un examen técnico independiente, la actualización de los registros de votación y una auditoría independiente de las listas de votantes.

d)         Una observación electoral internacional independiente, fidedigna y acreditada.

e)         Un registro de votantes transparente y efectivo, la distribución de tarjetas de identificación y la gestión de centros de votación.

f)         Un recuento y consolidación transparentes de los resultados y la publicación de los resultados en tiempo real.

g)         Procedimientos adecuados para la presentación de quejas sobre la conducción de las elecciones y sus resultados, así como procedimientos para resolverlos.

            4.         Instar a que se establezcan compromisos concretos de reforma electoral, en particular la modernización y reestructuración del Consejo Supremo Electoral, antes de que el Estado convoque elecciones generales, o a más tardar en mayo de 2021.

            5.         Solicitar a la Secretaría General de la OEA que informe periódicamente sobre el estado de los acuerdos y calendarios para la aplicación de las reformas electorales que conduzcan a elecciones libres, justas, competitivas, observadas y legítimas.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ