Monseñor Silvio Báez: no hay que dejarse dominar por el pesimismo, el miedo y desilusión

Báez pidió a los feligreses a que "no dejemos de luchar por una sociedad más humana y más justa.
Captura de pantalla

"No seamos conformistas ni dejemos que nuestro corazón se endurezca" exhortó durante su homilía Monseñor Silvio Báez, Obispo Auxiliar de Managua, quien explicó el inicio del tiempo de "Adviento" (que signficia presencia, llegada, venida) en la Iglesia Católica y que es una ratificación de la fe en Jesús, en tiempos que se ven oscuros pero que hay luz al final del túnel.

Báez pidió a los feligreses a que "no dejemos de luchar por una sociedad más humana y más justa. No dejemos que se apague en nosotros el deseo de cuidar a los demás con premura y cariño".

El obispo alentó a quienes piensan que Dios los ha abandonado, que no es así, es cuando más está cerca en momentos difíciles que atraviesa la sociedad y hay que estar "atentos" para buscar el rostro del Señor.

Leer más: Cardenal Brenes brinda informe de donaciones recibidas en colecta por damnificados en costa caribe norte de Nicaragua

"Por eso Jesús nos invita a vivir “atentos” y “despiertos” (Mc 13,33.35.37). No quiere que vivamos dormidos en la indiferencia, la insensatez o la mediocridad. No quiere que nos dejemos dominar por el pesimismo, el miedo o la desilusión. El futuro puede parecer oscuro, las tareas que tenemos por delante son inmensas, pero el Señor está con nosotros para indicarnos el camino, darnos ánimo en los momentos duros y preservándonos de todo mal" reflexionó el obispo en su homilía desde la Iglesia Santa Agatha en Miami.

Agregó que "ni en los momentos más oscuros y duros de la vida somos huérfanos" pues cuando "se caen todas las seguridades, cuando todo se vuelve oscuro y el futuro está lleno de incertidumbre, queda una certeza: Dios es nuestro Padre y está con nosotros. Cuando nos abruman los fracasos, estamos llenos de miedo o hemos caído en el desánimo, nos queda una certeza: Dios es nuestro Padre y no nos abandona. Cuando nos parece que es imposible construir una sociedad más justa y nos agobia el peso de la lucha, nos queda una certeza: Dios es nuestro Padre y está de nuestra parte en el esfuerzo por hacer un mundo mejor".

Siga leyendo: René González explica polémica foto con pintura de virgen María que provocó repudio en Nicaragua

Báez pidió a los cristianos que en este momento de adviento debemos "detenernos", "hacer silencio para captar esta presencia" de Dios y dedicar más tiempo a la oración y dejar nuestra vida en las manos de Dios e invitó a leer una de las "conmovedoras oraciones del Antiguo Testamento" en Isaías ((cf. Is 63,16-17.19; 64,1-7).
 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ