Régimen de Daniel Ortega dice que reelección de Al Asad fue con "transparencia"

Managua, 28 may (EFE).- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, envió un mensaje de felicitación a Bachar al Asad por revalidar su mandato en Siria en las elecciones del pasado 26 de mayo, "en un festejo electoral con profesionalidad, transparencia y confianza", informó este viernes el Gobierno de Managua.

"Querido hermano, de victoria a victoria, una vez más, reconocemos la confianza depositada en usted, por el hermano valiente pueblo de Siria quien supo mantenerse firme demostrando al mundo su vocación de democracia y paz", escribió Ortega en una carta dirigida a Al Asad y divulgada por el Ejecutivo nicaragüense.

Lea Más: Régimen de Daniel Ortega se pronuncia sobre escalada de violencia entre israelíes y palestinos

Para el dirigente sandinista, el pueblo sirio ratificó el "acertado liderazgo" de Al Asad, "así como las valiosas contribuciones realizadas por su Gobierno a favor de la paz, la estabilidad y el bienestar".

"Hermano Presidente: En esta ocasión histórica de gloria, en nombre del pueblo y Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de la República de Nicaragua, y en nuestro propio nombre, deseamos expresar nuestras felicitaciones a usted, al pueblo y al Gobierno de la República Árabe Siria", continuó el mandatario nicaragüense.

Según Ortega, que retornó al poder en Nicaragua en el 2007 tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1985, y presidir por primera vez el país de 1985 a 1990, Al Asad triungó en medio de "un festejo electoral con profesionalidad, transparencia y confianza".

"Aprovechamos esta memorable ocasión para reiterar nuestro invariable compromiso de continuar fortaleciendo los lazos de hermandad y solidaridad, que unen a nuestros pueblos y Gobiernos", agregó Ortega, que busca extender su período por cinco años en las elecciones generales de noviembre próximo en Nicaragua.

                                                         

Nicaragua se sumó de esta forma a las felicitaciones enviadas por el presidente ruso, Vladimir Putin; el venezolano, Nicolás Maduro, y el cubano, Miguel Díaz-Canel, aliados de Al Asad.

Como se esperaba, tras más de dos décadas al frente de Siria, Al Asad barrió a sus contrincantes Mahmud Marai, un líder de la oposición interna tolerada por Damasco, y Abdulá Salloum Abdulá, un exviceministro de Asuntos Parlamentarios que se presentó como candidato independiente.

Lea Más: El Estado de Nicaragua reafirmó ataques y persecución a personas defensoras de derechos humanos en Corte IDH

Las elecciones del miércoles han otorgado a Al Asad, que arrasó con el 95,1 % de los votos, un cuarto mandato de siete años, que, de acuerdo con la Constitución, deberá ser el último.

El presidente se mantendrá al frente de una nación sumida en una grave crisis económica y lastrada por la escasez de productos básicos como combustible y pan, una situación de la que el Gobierno culpa a las sanciones de Estados Unidos.

En el plano militar y tras una década de guerra, las fuerzas leales a Al Asad controlan la mayor parte del territorio, excepto algunas áreas en el norte; mientras que los últimos frentes de batalla se mantienen en relativa calma desde hace meses.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ