Rosario Murillo amenaza a opositores "creen que son impunes por sus apellidos o por su vínculo"

La vicepresidente Rosario Murillo, sancionada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por corrupción y graves abusos contra los derechos humanos en Nicaragua, llamó “ladrones”, “corruptos” y “vendepatrias” a la oposición nicaragüense. Murillo amenazó “que nadie se atreva a seguir robando ni a seguir robando dinero maldito”.

En su intervención Murillo arremetió contra las voces disidentes por supuesta “corrupción” “ya había quedado visibilizada la corrupción, hay un pueblo que por un lado denuncia la corrupción y exige justicia y avanzar, a pesar de los malos hijos de Nicaragua, a pesar de la corrupción, a pesar de la venta que algunos han querido vender esta patria bendita que ni se vende ni se rinde, la corrupción el principal enemigo de los pueblos, todas las huacas y la guaca golpista”.

LEER MÁS: Cardenal Leopoldo Brenes pide que los jueces se apeguen a la verdad en caso de Cristiana Chamorro

Este fin de semana, el Ministerio Público y la sancionada policía sandinista explicaron que el aspirante opositor Arturo Cruz es investigado por supuestamente violar la "Ley de defensa de los derechos del pueblo y a la independencia, la soberanía y la autodeterminación para la paz", que lo inhabilitaría a aspirar a cargos públicos.

Históricamente, el régimen de Daniel Ortega culpa a Estados Unidos por “intervención”, pretexto que utiliza para cometer crímenes de lesa humanidad en el país “estos tiempos que cada vez conocemos más y el pueblo exige justicia y reparación no es posible que se perpetúe una historia de saqueos, de robo, de crímenes porque crímenes es sacrilegio despojar al pueblo de sus recursos o recibir dinero de quiénes se creen poderoso para destruir al pueblo, no es posible perpetuarse” dijo Murillo.

Según la vicemandataria, en todas partes del mundo las personas vinculadas a “actos de corrupción” tiene que ser llevados ante la justicia, en un intento por justificar las agresiones contra la aspirante Cristiana Chamorro, hija de la exmandataria Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997) y la figura de la oposición con mayor probabilidad de ganar las presidenciales de noviembre próximo, quien permanece recluida en su residencia desde hace seis días después de que una jueza ordenara su detención y el allanamiento de la vivienda por un caso de presunto lavado de dinero.

SEGUIR LEYENDO: Estados Unidos y Costa Rica demandan libertad de Arturo Cruz

“En todas partes del mundo y en todos los organismos y en todas las instituciones hemos conocido cómo se juzga y cómo se separa a quienes han cometido actos de corrupción y Nicaragua no puede ser una excepción en todas partes donde hay un acto de corrupción, hemos visto hemos visto procesos judiciales que se han abierto y que han buscado cómo se difunda sobre lo robado, sobre ese crimen que se llama corrupción que tanto nos ha flagelados a los pueblos y luego que se considere el clamor de justicia de los pueblos en todas partes en todas las instituciones hasta en las iglesias hemos visto cómo se ha conocido y cómo se ha separado a quienes han cometido abusos en esa dirección”, manifestó Murillo

Campaña desprestigio

Desde hace dos semanas, el régimen Ortega Murillo emprendió una campaña contra Cristiana Chamorro por la cerrada Fundación Violeta Barrios de Chamorro en la que intentan vincular a los medios de comunicación independientes del país.

“Sabemos quiénes son los delincuentes, sabemos quiénes son, vamos a decirlo en palabras populares ladrones es lo que son, nuestro pueblo no escribe nos dice que paguen, que devuelvan lo que se robaron que paguen porque no sólo es robarle al pueblo sino recibir dinero lleno de sangre, ensangrentado dinero para matar, dinero para aplastar, dinero para subordinar, para generar caos, intranquilidad, inseguridad, dinero para destruir será que se cree y que las personas que se creen castas superiores creen que no aprendemos que no sabemos, que no tenemos inteligencia”

LEER MÁS: EE.UU prepara sanciones contra régimen de Ortega por arresto de Chamorro

En su alocución, Murillo advirtió que los “apellidos” no les darán “impunidad” por los supuestos delitos “por sus hechos los conocemos y los reconocemos son los mismos pero creen que son impunes que tienen carta de impunidad o por sus apellidos o por su vínculo y eso imposible, a esta altura de la historia de esta patria libre bendita (...) por tanto clamor del público las instituciones del estado deben responder a ese clamor justicia, reparación, justicia que devuelvan lo robado y que dejen de pretender seguir asaltando y atracando al pueblo”

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ