Obispos de EEUU denuncian que "cada vez más el gobierno apunta a la Iglesia Católica" de Nicaragua

Conferencia Episcopal de EEUU

"Ore  por nuestros hermanas y hermanos católicos que están sufriendo en Nicaragua" es el llamado que hizo la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, en la semana de la libertad religiosa, donde se analizó la creciente persecución contra la Iglesia Católica en el país, por defender los derechos humanos del pueblo.

Los obispos de la conferencia episcopal de EE.UU denunciaron que "cada vez más el gobierno apunta a la Iglesia Católica" con el acoso, asedio y amenazas hacia líderes religiosos. Recuerdan que los católicos constituyen el 46 por ciento de la población en Nicaragua, "pero la Iglesia ha desempeñado un papel clave al brindar refugio, ayuda y apoyo a los manifestantes".

El pasado 10 de junio la sancionada vicepresidente Rosario Murillo amenazó y atacó a la Iglesia Católica, a los obispos a quienes calificó de "“ridículos” y los acusó de aprobar “hurtos y robos”, así como de recibir fondos para la “muerte”.  "Piden para regar sangre en las comunidades nicaragüenses que amamos la paz, queremos la paz, piden y luego se reparten alegremente entre ellos”, manifestó Murillo.

LEER MÁS: Rosario Murillo va por iglesia católica, acusa a sacerdotes de recibir fondos para la "muerte"

Los obispos estadounidenses indican que dado el prestigio y presencia reconocida de la Iglesia Católica en Nicaragua, el régimen les pidió que mediaran en el Diálogo Nacional durante el 2018. 

"Durante las conversaciones, cuando la Iglesia insistió en que no podía rechazar a los manifestantes necesitados de ayuda, la administración del presidente Ortega comenzó a atacar a la Iglesia y la mediación fracasó. El gobierno comenzó a acosar al clero, arrestando arbitrariamente a algunos, difamando a la Iglesia como "golpistas" y "terroristas" destacan los obispos estadounidenses.

                                                  

Recordaron la golpiza que le dieron a Monseñor Silvio Báez y otros clérigos cuando fueron a tratar de rescatar a quienes estaban dentro de una iglesia en Diriamba, Carazo, ya que "los paramilitares sitiaron durante 15 horas una iglesia donde se habían refugiado sacerdotes, estudiantes y medios de comunicación". 

SIGA LEYENDO: Rosario Murillo se hace la víctima, llama a los obispos “lobos repugnantes” y los acusa “de manipular la palabra de Dios”

"Con el aumento de las amenazas de muerte en su contra por hablar en apoyo de los derechos humanos, el obispo Báez fue llamado a Roma por su seguridad. Desde entonces, los partidarios de Ortega continuaron profanando iglesias católicas y amenazando a religiosos y fieles" mencionan en su comunicado los obispos quienes denunciaron el corte de luz eléctrica en la Iglesia San Miguel de Masaya en noviembre del año 2019, donde se realizaba una huelga de hambre de familiares de presos políticos que demandaban su liberación. 

                                                   

 "Con las multitudes que rodean las iglesias y las fuerzas de seguridad filmando, los feligreses ahora tienen miedo de ir a misa" detallan los obispos. 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ