Informe revela más de 700 violaciones a la libertad de prensa en Nicaragua

Durante el 2021, se cometieron graves agresiones a la libertad de prensa en Nicaragua, violaciones que habrían superado los 702 incidentes, una cifra similar a los ocurridos en 2018 que fue de 712, reveló el informe anual del diario La Prensa este jueves.

Asimismo, reportó 469 transgresiones en contra de medios y periodistas que fueron justificadas por el régimen de Ortega a través de acciones abusivas que se imponen con la fuerza.

También, señaló que los ataques en contra de los medios independientes son permanentes y se vienen incrementando en el país con acciones orientadas a la asfixia financiera de los medios, la exclusión de los planes de pauta publicitaria estatal, la amenaza o cancelación de frecuencias radioeléctricas, sanciones administrativas y económicas, como multas injustificadas a medios independientes.

Indicó que el 90.74% de los casos de agresión los ejecutaron 637 agentes estatales; en el 1.14% lo realizaron 8 agentes no estatales; en el 3.7% las víctimas no identificaron a 26 hechores; y en el 4.42% se reconocieron a 31 agentes paraestatales, quienes tienen una coordinación evidente y gozan de la protección de las instituciones y funcionarios estatales.

Managua registró la mayor cantidad de casos de violaciones a la libertad de Prensa con 592 (84.30%). Le sigue la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (RACCS) con 45 casos, equivalente a 6.41%; y en León ocurrieron 22 agresiones (3.13%); en los demás departamentos los casos se documentaron de la siguiente forma: Boaco 2, Carazo, 3, Chinandega 1, Chontales 1, Estelí 3, Granada 1, Jinotega 7, Madriz 6, Masaya 6, Matagalpa 2, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte 4, y Rivas 7.

El reporte expresa que muchas veces se han agredido a las mismas personas, la mayoría de los casos en manos de policías y paraestatales en todo el país.

El 23 de febrero de 2021 cuando los funcionarios del régimen consumaron la confiscación de las instalaciones del canal de televisión 100% Noticias, y las salas de redacción del portal digital Confidencial y la Revista Niú, el 20 de mayo se ejecutó el asalto a las oficinas del diario digital Confidencial por segunda vez y el 13 de agosto se allanó y ocupó policialmente el diario impreso La Prensa.

Hechos que violaron el artículo 44 de la Constitución Política de Nicaragua y marcaron un año violento para el periodismo nicaragüense, pero también demostraron el compromiso y la resistencia de los hombres y mujeres de prensa optimizando esfuerzos y recursos para informar a la población.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ