Padre y abuela paterna acusados por explotación sexual infantil y violación agravada

Una menor de 4 años nunca imaginó que su padre la violaría para luego explotarla sexualmente a cambio de dinero.

Bajo prisión preventiva quedaron tres ciudadanos acusados por el delito de trata de personas en la modalidad de explotación sexual infantil y violación agravada en perjuicio de una menor de edad. Lo espeluznante del caso es que la abuela y el padre de la víctima se encargaban de explotarla sexualmente desde que tenía 4 años, reportó La Prensa

En el libelo acusatorio, el Ministerio Público identifica con las iniciales B.A.Q. y M.O.A., como padre y abuela paterna de la víctima respectivamente, y O.R. como vecino.

La acusación señala que la víctima tenía 4 años cuando iniciaron las agresiones sexuales las cuales duraron cinco años, hasta el 2017.

LEER MÁS: Femicidio 17: “Murió a mis pies después de decir el nombre de él”

El primer agresor fue su propio padre, quien abusó de la menor en su casa situada en una comunidad rural en el norte de Nicaragua.

Tras el abuso sexual, el padre llevó su hija a otra casa fuera del casco urbano donde la entregó a dos hombres para que la violaran; mientras él vigilaba.

Según la fiscalía, el progenitor amenazó a la niña que si lo delataba mataría a su mamá y a su hermana. El infante estaba bajo el cuidado de su padre, porque la madre trabajaba en el extranjero.

En la acusación, detallan que las agresiones sexuales continuaron los siguientes años, esta vez, la entidad identificó a M.O.A, abuela paterna de la menor, quien se dio a la tarea de explotarla sexualmente con distintos hombres, entre ellos uno de los vecinos.

“En el 2015 que O.R., quien era vecino de la víctima, la violó a cambio del dinero que le pagó al padre de la menor”, reportó el periódico La Prensa.  

En uno de los ataques, la menor casi muere asfixiada debido a que el agresor le tapó el rostro con una almohada para que no lo reconociera, indica el escrito acusatorio.

SEGUIR LEYENDO: Historia de un femicidio: Agresor de caraceña quiso simular que ella se envenenó

En el 2016, cuando la víctima tenía 8 años, fue violada en distintas fechas por diferentes hombres quienes la ataban de pies y manos con mecates. En su cumpleaños número nueve, su padre la violó por segunda vez.  

La fiscalía indica que la última violación ocurrió el 2019 por un sujeto de identidad desconocida; la niña tenía 11 años.

El juez Roger Sánchez Báez dictó prisión preventiva para los acusados. La abuela y el padre de la víctima son acusados de trata de personas en la modalidad de explotación sexual infantil. El vecino y el progenitor por violación agravada.

Con información de La Prensa 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ