Noticias NicaraguaNacionalesRemiten a juicio a sacerdote Manuel García, pese a que la víctima no formalizó denuncia

Remiten a juicio a sacerdote Manuel García, pese a que la víctima no formalizó denuncia

Martha Candelaria Rivas Hernández quien supuestamente acusó al sacerdote Manuel Salvador García Rodríguez, por el presunto delito de violencia en contra de una mujer, dijo que nunca interpuso denuncia contra el religioso. Sin embargo, la juez María Graciela Monterrey Vélez, del Juzgado de Distrito Penal de Adolescentes y Especializado en Violencia de Granada restó importancia a las declaraciones de la “víctima” y remitió el caso a juicio. 

En la audiencia de anticipo de pruebas que solicitó el Ministerio Público, Martha Rivas reveló que en ningún momento ha interpuesto denuncia contra el párroco, ya que el golpe que recibió en la nariz fue accidental.

También negó que exista una relación de pareja con el párroco como lo señala la Fiscalía en su acusación. 

«Yo me opuse a poner denuncia, ya que yo no me siento agredida, fue accidental y por eso no firme denuncia alguna», expresó Rivas durante la audiencia. 

Previendo este escenario, la juez María Monterrey llevó a cabo una audiencia inicial, en la que remitió juicio oral y público al párroco tras argumentar que las pruebas testificales, periciales y documentales que presentó el Ministerio Público son lícitas.

LEER MÁS: Bachelet denuncia la persecución hasta de sacerdotes en Nicaragua

También mantuvo la prisión preventiva al párroco y fijó tentativamente el inicio de juicio para el 8 de julio a las 9 de la mañana. 

Luego la judicial procedió a realizar el anticipo de pruebas donde la víctima que ofreció el Ministerio Público dijo que nunca interpuso denuncia contra el párroco. 

Según Martha Rivas, el 30 de mayo llegó a visitar al padre con sus dos hijos y que después de cenar, estuvieron conversando y compartiendo unos tragos. En su testimonio dejó claro que no fue víctima de agresión por parte del prelado. 

El cura “me dijo que ‘qué barbaridad el atrevimiento porque los celulares son privados’”, narró la mujer, al agregar que luego se inició una discusión y, cuando ella iba hacia la salida de la parroquia, detrás del sacerdote, él alzó la mano izquierda donde cargaba un candado y la golpeó en el pómulo derecho.

SEGUIR LEYENDO: Impunidad a cuatro años de la quema de la familia en barrio Carlos Marx, EEUU sancionó a Rosario Murillo

La fiscalía también llamó a declarar a la hija de Rivas de 15 años de iniciales E.N.S.H. quien explicó que al momento de los hechos ella y su hermano estaban en la casa cural, pero que su mamá le manifestó que el golpe había sido accidental.
Dijo que al ver a su progenitora golpeada salió a pedir que llamaran a la Policía, pero le respondieron que no tenían el número. 

Según joven ella fue quien provocó a los «vagos», que estaban frente al portón de la iglesia e indicó que después del incidente se escucharon dos balonazos. En ese momento el padre salió con el machete y ella trató de contenerlo.

Posteriormente llegó la Policía a preguntar por la mujer golpeada procediendo a trasladarla a Auxilio Judicial la madrugada del jueves 2 de junio para que rindiera su declaración de los hechos y luego la enviaron a medicina legal.

Además de madre e hija, testificarán Humberto José Sánchez López, la teniente Gabriela Suyén Urbina o la comisionada Johana Plata Tijerino. 

LEER MÁS: Régimen en Nicaragua otorga nacionalidad a dos exfuncionarios de Juan Orlando Hernández
  
El religioso es párroco de la iglesia Jesús de Nazareno, también conocida como El Calvario, en el municipio de Nandaime, departamento de Granada, fue arrestado el 1 de junio.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ