Noticias NicaraguaNacionalesObispo de Tilarán: las dictaduras y poderosos pasan, suplicamos un milagro para Nicaragua

Obispo de Tilarán: las dictaduras y poderosos pasan, suplicamos un milagro para Nicaragua

Monseñor Salazar dedicó su homilía a los nicaragüenses y abogó por la liberación de los presos políticos, pidió a Dios un milagro para la liberación de Nicaragua y destacó que las “ideologías” dan paso a “dictaduras”
Monseñor Manuel Salazar
Monseñor Manuel Salazar, obispo de la Diócesis de Tilarán Liberia, Costa Rica.
Cortesía

Monseñor Manuel Eugenio Salazar Mora, obispo de la Diócesis de Tilarán Liberia, Costa Rica, pidió por la liberación de los presos políticos, así como un milagro divino para el pueblo nicaragüense y exhortó a la comunidad internacional a intervenir y buscar soluciones democráticas civilizadas para el pueblo pinolero.

En su homilía, Monseñor Salazar sorprendió con un mensaje de esperanza, consuelo y petición en favor del pueblo nicaragüense, principalmente por los presos políticos que mantiene el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. 

“La iglesia nicaragüense es nuestra iglesia hermana porque mucho nicaragüenses son migrantes, cómo lo fueron la Virgen y San José, viven entre nosotros porque Nicaragua es un país profundamente Mariano, por eso pedimos a la virgen de Los Ángeles un milagro para Nicaragua, orar por Nicaragua la tierra de volcanes y lagos”, expresó.

El líder religioso citó el magisterio de la paz escrito por el Papa Juan Pablo II, dicho magisterio exige cuatro condiciones esenciales: verdad, justicia, amor y libertad. En este sentido, resaltó que no habrá paz en la tierra mientras perduren las opresiones de los pueblos, las injusticias y los desequilibrios económicos.

“Mantener al otro bajo amenaza significa reducido el estado de objeto ilegal en la dignidad, pedimos la liberación de los presos políticos en Nicaragua, suplicamos a los pies de la negrita que la comunidad internacional intervenga para buscar soluciones democráticas, civilizadas para el pueblo pinolero. Qué Nicaragua no sea un problema geopolítico donde nosotros ponemos los muertos y las potencias nos venden las armas”, expresó.

Luego de pedir la liberación de los prisioneros políticos, Monseñor señaló que la violencia jamás resuelve los conflictos, tampoco disminuye sus consecuencias dramáticas porque “la violencia solo genera violencia”.

También señaló que las “ideologías” terminan mal porque nunca trabajan por los pueblos, sino que terminan en dictaduras, al citar un escrito del Papa Juan Pablo II.

“Las ideologías terminaron mal, no sirven, no asumen al pueblo, por eso fíjense en el siglo pasado ¿en qué terminaron las ideologías? en dictaduras siempre, no hay paz sin justicia, no hay justicia sin perdón, decía su santidad Juan Pablo II”, continuó.

La persona humana

Respecto a los presos políticos, Monseñor Manuel Eugenio Salazar, reiteró que se debe respetar a la persona humana, es decir que tiene que estar por encima del capital e ideologías.  

“La persona humana debe estar antes de la ideología, el ser humano es creado por Dios a su imagen y semejanza, el ser humano es inviolable, intocable, por qué es criatura hijo de Dios, lo que se le haga de malo a un ser humano se le hace a Dios y te la tienes que ver con Dios cara a cara, no es moral, qué pocos cada vez más ricos y muchos cada vez más pobres”, manifestó.

También responsabilizó al “capitalismo salvaje” por traer sufrimientos a los pueblos centroamericanos, porque se observan pocos cada vez más ricos y muchos cada vez más pobres. 

“No es evangélica la mala distribución de la riqueza en el mundo, lo ha dicho el magisterio hasta la saciedad, el capitalismo salvaje ha traído miseria y desesperanza a los pueblos, sí, muchos de los males que sufrimos en Centroamérica es culpa del capitalismo salvaje, del atesorar, de la sociedad de consumo, de la corrupción, de los usureros, de los materialistas qué le chupan la sangre al pueblo, al pueblo humilde, pobre, sencillo, indefenso”, señaló.

Salazar pidió a Dios que libre a los pueblos de los gobernantes de ultraderecha y ultraizquierda, por eso exhortó a los gobiernos a ser “siervos y esclavos” de los pueblos no al contrario.

“Un pueblo pobre, un pueblo con hambre se desespera, la miseria es mala consejera, la ultraderecha es culpable que exista la ultraizquierda. Hermanos solo el amor transforma a los pueblos, solo se les libera amándonos. Los gobernantes de las naciones deben ser siervos y esclavos de los pueblos y no al revés”.

Al finalizar, el líder religioso afirmó que las dictaduras siempre caen, en referencia al régimen Ortega Murillo que se aferra al poder a través del control de las armas. 

“Gobernantes recuerden los dinosaurios también llegaron a desaparecer, no es con la dictadura de unos sobre otros cómo se arreglan los problemas humanos, todo pasa, nada es para siempre, en esta vida todos los imperios caen ¿Dónde está el imperio persa? (...) ¿Dónde están los monarcas rusos? todo pasa nada es para siempre, todos los poderosos pasan, solo queda el amor dado, solo el amor vence, solo el amor libera, virgen de Los Ángeles estamos a tus pies madre amorosa y madre poderosa te suplicamos un milagro para Nicaragua”, concluyó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ