MONSEÑOR HERRERA LAMENTA ATENTADO CRIMINAL

Monseñor Carlos Enrique Herrera, obispo de Jinotega, calificó de 'lamentable hecho de violencia' el atentado cometido con una bomba en la comunidad del Portal, del municipio de Santa María de Pantasma, en el que murieron varios campesinos y otra resultó herida. 'Hago una exhortación, para que los autores del hecho, tanto intelectuales, como materiales, se arrepientan por estos actos criminales, que traen dolor y terror a muchas familias que no se sienten seguras frente a tanta violencia', agrega el comunicado del jefe del gobierno católico jinotegano. 'Pido a las autoridades correspondientes que realicen las investigaciones necesarias para esclarecer lo ocurrido con diligencia, transparencia y respeto a derechos humanos, pues de lo contrario se perdería la confianza de los ciudadanos hacia las autoridades que deben velar por la seguridad y el orden de la población', apunta. 'Pido a los fieles católicos de la diócesis y de toda Nicaragua que juntos elevemos plegarias, a Cristo, Príncipe de la Paz, y a su Santísima Madre por el eterno descanso de las víctimas y por el pronto restablecimiento de la paz y la seguridad en la comunidad afectada', concluye Monseñor Carlos Enrique Herrera. La explosión ocurrió el pasado martes en Santa María de Pantasma. Funcionarios de la alcaldía local dijeron que dos desconocidos entregaron dos mochilas al productor jinotegano Modesto Duarte en las que, le dijeron, habían alimentos. Duarte y su hijo murieron en el incidente aún no explicado por las autoridades. Sus cuerpos tenían impactos de bala y aparentemente de charneles producto del estallido de un explosivo. Un oficial de la Cruz Roja de Santa María de Pantasma dijo que los muertos son producto de la explosión de una bomba. 'Hay un hecho que se dio en el sector de (Santa María de) Pantasma, al respecto la Policía está realizando la investigación correspondiente. La consulta deben realizarla con la Policía Nacional', dijo el portavoz militar, el coronel Manuel Guevara. La Policía del departamento de Jinotega, que tiene bajo su jurisdicción el lugar del suceso, se negó a dar información sobre los hechos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ