POLICÍA NACIONAL INSPECCIONA ESTABLECIMIENTOS DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS

Para brindar mayor seguridad a los estudiantes de cara a la apertura del año escolar, la Policía Nacional realiza una estricta vigilancia e inspección a los establecimientos que comercializan bebidas alcohólicas y que están ubicados en las cercanías de los centros de estudios; esto como parte del Plan de Seguridad Escolar y el Control de los Expendios de Bebidas Alcohólicas. Por ello, los oficiales de seguridad pública de cada uno de los distritos capitalinos se mantienen en una constante inspección de rutina en bares, billares y sitios con máquinas tragamonedas, con el fin de verificar el cumplimiento de las normas establecidas en lo que se refiere a su funcionamiento y prohibiciones. Rebeca Solórzano, trabajadora de la sala de juego Zumen, ubicado a cuadra y media del Instituto Miguel de Cervantes, explicó que siempre cumplen con las medidas de restricciones que orienta la institución de seguridad como: No permitir el ingreso de menores de edad al establecimiento, para lo cual solicitan mostrar la cédula de identidad. De igual manera, Griselda Ruiz trabajadora de la pulpería Kenny, ubicada a una cuadra del Instituto Rigoberto López Pérez señaló que en reiteradas ocasiones llegan estudiantes querer comprar licor o cigarrillo, sin embargo no les venden porque está prohibido por la Policía Nacional. Dentro de las medidas administrativas que la Policía Nacional aplicará a los negocios que incumplan con las restricciones están una multa pecuniaria o el cierre temporal del negocio. Leticia Gaitán

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ