ALERTAN SOBRE FACEBOOK QUE OFRECEN "DAMAS DE COMPAÑIA"

“Estimado usuarios e creado esta pagina con el objetivo de mostrar lo que puedes obtener solo con comunicarte con nosotros,  te ofresemos las mejores nicas con total seguridad y discriccion”, dice un anuncio plagado de  errores ortográficos publicado en la red social Facebook por el grupo “Damas de compañía nicas”. Aunque nunca respondieron a un mensaje que se les envió, preguntando cuánto cuesta el servicio y qué incluye, se conoció por boca de un varón que supuestamente tiene un costo de poco más de US$100 y deja claro que no incluye sexo. Sin embargo, en la página en Facebook se ve a mujeres, generalmente jóvenes, en fotos con ropa interior o trajes de baño, que se ofertan directamente con los  potenciales clientes y les explican que si quieren sexo, “el servicio de compañía” tiene otro precio. Para Matilde Solís, coordinadora de la Comisión Nacional de Juventud de Red Local, lo que revela este tipo de oferta de servicio es la falta de empleo para la juventud y la precariedad de los empleos informales. “Una de las cosas que se está dando es la explotación sexual comercial: como las jóvenes no están teniendo un empleo de calidad, un empleo digno, estamos queriendo agarrar el dinero fácil, o sea por eso caemos, por necesidad”, agregó. La red social Facebook es la segunda página en Internet más vista por los nicaragüenses, según Alexa, un sitio de análisis estadístico. En Nicaragua, el acceso a Internet muestra un crecimiento constante, hasta llegar a casi las 208,000 conexiones al cerrar el 2013, de acuerdo con el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor). RIESGO Solís comentó que las nuevas tecnologías les está dando opciones a los jóvenes para adquirir bienes, pero la falta de recursos hace que estos “estén cayendo en situaciones que ponen en riesgo su vida, principalmente las mujeres en Facebook, donde les dan opciones de trabajo”. La oferta de "damas de compañía" ha sido tema de debate en la Comisión Nacional de Juventud, confirmó Solís, por lo que una de las demandas del sector es precisamente empleo digno para los jóvenes. “Desde hace dos años nosotras estamos enfocadas en la ley de primer empleo, la que se ha venido debatiendo desde la Comisión Nacional de Juventud y los datos que arroja la consulta es que las jóvenes no están teniendo oportunidades, les ponen muchas trabas, la primera es la experiencia, por lo que en el anteproyecto proponemos que el primer empleo sea para los egresados que estén saliendo de las universidades sin esos tres años de experiencia”, apuntó. ASPECTO LEGAL Y aunque en la red social la oferta es de “damas de compañía”, no se descarta que en algún punto de las negociaciones se incluya el sexo. En Nicaragua, el trabajo sexual no está penado por la ley, pero a juicio de Juanita Jiménez, abogada del Movimiento Autónomo de Mujeres, las autoridades  deberían investigar de oficio qué hay detrás de esta oferta de servicio y la edad de las jóvenes, porque  el Código Penal sí castiga la explotación y el acto sexual con adolescentes mediante pago, y la trata de mujeres de todas las edades. Efectivamente, el artículo 175 del Código Penal dice que quien induzca, facilite, promueva o utilice con fines sexuales o eróticos a menores de 16 años, se hará merecedor de 7 años de cárcel. La misma norma dice que quien publique (incluidos medios digitales, vía plataformas informáticas y electrónicas)  material con esos fines, o tenga relaciones sexuales pagadas con personas mayores de 14 años y menor de 18, también será penado con 7 años de prisión. Finalmente Jiménez señaló que la legislación nicaragüense garantiza la persecución de todo tipo de violencia, pero lo que falta es beligerancia para investigar. Preocupación Crítica • A la Red de Mujeres Contra la Violencia (RMCV)  le preocupa el tema de las “damas de compañía”, porque “esa es una manera de comercialización del cuerpo de la mujer y obviamente  condenamos este tipo de situaciones que se vienen dando a través de Facebook”, apuntó Reyna Rodríguez, enlace nacional de la organización. Por su parte, la abogada Jiménez advirtió que detrás de este tipo de oferta de servicio puede haber “todo un problema de trata de mujeres o puede ser una forma de captar mujeres para prostitución o jóvenes y niñas para abuso sexual o explotación sexual comercial”. Explicó que este fenómeno ha venido siendo señalado en el ámbito de la lucha contra la violencia, porque representa una nueva forma de atropello contra la mujer.