JUICIOS DE FAMILIA SERÁN RESUELTOS EN 30 DÌAS

A partir de hoy, con la entrada en vigor del Código de la Familia pasan a la historia los largos y tediosos juicios escritos en materia de familia, los cuales serán sustituidos por  procesos orales que deben resolverse en un plazo máximo de 150 días. Esa característica expedita de la nueva norma podría provocar una oleada de demandas, pues muchas han sido retenidas por las partes demandantes esperanzadas en que sus casos se resolverán con prontitud. De acuerdo con cifras oficiales, los Tribunales de Familia, de enero a la fecha, registran una baja del 70% en las demandas por pensión de alimentos y divorcio, respecto al mismo período de 2014. Meylin Miranda Anaya, directora de la Oficina de Recepción, Distribución de Causas y Escritos, Ordice del Tribunal Nacional de Familia, señaló que el año pasado recibieron entre 50 y 70 demandas nuevas diario, es decir aproximadamente 1,400 casos al mes. Sin embargo, en lo que va del presente año los juzgados reportan 980 demandas menos respecto al mismo período de 2014, evidenciándose una baja del 70% de las demandas que, en la mayoría de los casos, son promovidas por mujeres de escasos recursos económicos, quienes son representadas por la Defensoría Pública, explicó Miranda. En lo sucesivo los Juicios de Familia se regirán por los principios de inmediación y concentración. El principio de inmediación significa que el juez que hace la audiencia inicial y la audiencia de vista es quien dicta la sentencia, y la concentración es que todas las pruebas se evacuan ante el juez. Agilizan procesos La jueza Cuarto Distrito de Familia de la capital, Xiomara Rivera, explicó que con el nuevo Código de la Familia se espera la reducción en el tiempo de los procesos judiciales. Hasta ayer los Juicios de Familia, que en la mayoría de los casos son demandas de divorcio y pensión de alimentos, en primera instancia duraban aproximadamente seis meses, es decir 180 días. Eso significa que con el nuevo Código los juicios en primera instancia serán resueltos en 30 días menos, indicó la jueza Rivera. Advirtió que cuando la parte demandante deje abandonada la causa, el nuevo Código de Familia establece como sanción el archivo de la misma y el pago de costos legales por los daños que pudo haber causado al demandado, advirtió la judicial. El Código de la Familia establece que un hermano puede demandar a otro hermano que esté en una mejor posición económica, siempre y cuando demuestre que aportó para su formación y que se encuentra en desamparo. Fuente: END