VÌCTIMAS DEL DERRUMBE DICEN NO TENÍAN EQUIPO DE SEGURIDAD

“El terrón se dejó venir de repente, se derrumbó… Todos estábamos a la orilla, escuchamos como cuando cae la arena. Ellos corrieron, lucharon por salir,  pero no pudieron”; relató José Luis Morales, de 24 años, uno de los sobrevivientes del derrumbe en el que perecieron dos obreros capitalinos. Aunque los sobrevivientes al alud que asfixió a dos obreros ayer confesaron que estaban trabajando sin medidas de seguridad, el vicealcalde de Managua, Enrique Armas, declinó de pronunciarse sobre las causas del accidente antes de hacer las investigaciones pertinentes. El dueño de la construcción fue identificado por los obreros como Bismarck Morales, quien también evitó brindar declaraciones pese a que se le buscó en su casa. Las víctimas, que estaban en su primer día de trabajo e  iban a ganar 250 córdobas, eran Elvin Antonio Granja Rivera, de 26 años, y Wilmer Domingo Castro, de 34. En tanto, el tercer soterrado quien fue rescatado con vida, se llama Nelson Enrique Granja, de 24 años. LOS HECHOS Once obreros  estaban  en el fondo de una zanja donde erigirían  dos muros de contención de 9 metros de alto por 30 de largo,  en una propiedad ubicada del Club Terraza, una al este y 300 metros al sur, cuando escucharon que la tierra empezó a “chorrearse” sobre ellos. Los que no estaban  aterrados empezaron a sacar tierra para extraer a las víctimas, dijo Hubert García,  luego llegó  la Unidad de Búsqueda y Rescate de los Bomberos. García narró que el jueves se hizo la zanja con maquinaria pesada y este viernes lo que estaban haciendo era emparejar el terreno para luego --el fin de semana-- colocar las vigas de hierro, bases de la construcción. INVESTIGAN El capitán de Bomberos, Francisco Herrera Reyes, explicó que cuando se trabaja en terreno suelto, todas las constructoras “saben que deben tomar medidas de precaución y usar equipos de seguridad”. Julio Iglesias, quien subcontrató a los obreros que estaban laborando, deslindó responsabilidad diciendo que sí tenían equipo de seguridad, pero Omar Zúniga afirmó que estaban trabajando sin nada. Los sobrevivientes al alud indicaron que aunque ayer era su primer día de trabajo, todos tienen experiencia, inclusive las víctimas mortales --quienes habitaban en el barrio “Camilo Ortega”-- tenían entre 8 y 10 años de laborar en construcciones. Marcos Roberto Arévalo, jefe de inspecciones del Seguro Social, indicó que están investigando las causas del accidente laboral a fin de establecer medidas preventivas y sancionar a quien corresponda, según las leyes de la materia. 60 MESES de salario es la sanción máxima establecida para quien tiene obreros no asegurados trabajando. Fuente:END

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ