EJÉRCITOS DE NICARAGUA Y HONDURAS LE DECLARAN LA GUERRA AL NARCOTRÁFICO

Los ejércitos de Nicaragua y Honduras firmaron un  protocolo de trabajo en conjunto,  que le da continuidad al combate  en contra  del narcotráfico y el crimen organizado en la frontera común de ambos países. Los jefes de las fuerzas armadas dieron a conocer los resultados obtenidos el año pasado durante la operación Morazan/Sandino.   Durante el año 2014, los ejércitos de Nicaragua y Honduras  lograron asestarles duros golpes  al narcotráfico y el crimen organizado. Nicaragua logro la desarticulación de una banda delincuencial, la destrucción de 86 mil plantas de marihuana, la incautación de 410 kilos de marihuana procesada, 80 personas detenidas  y la incautación de 3 armas restringidas y 50 de uso civil. Por su parte las fuerzas castrenses hondureñas detuvieron a 7 delincuentes y 34 ilegales, decomisaron armas de guerra, 11 granadas, 7 embarcaciones, 3 vehículos, 2 motocicletas e incautaron  450 kilos de cocaína.   “Hemos trabajado de manera intensiva en el fortalecimiento de los niveles de seguridad mediante el intercambio de información, mediante operaciones coordinadas a lo largo de la frontera común de nuestros países con resultados altamente positivos”, afirmo el General  Julio Cesar Avilés,  Jefe del Ejército de Nicaragua. “Honduras ya no es la misma, no es ese lugar tan fácil para pasar droga hacia el norte”, dijo el General de División Freddy Díaz, Jefe del  Estado Mayor del  Ejército de Honduras. Durante la conferencia de prensa, el jefe del Ejército de Nicaragua reitero la necesidad que tiene el país de adquirir nuevas aparatos aéreos y navales para la defensa de la soberanía. “Los nicaragüenses tenemos derecho a tener los medios necesarios para proteger la integridad de nuestros territorios, hacer valer nuestras leyes. Estamos haciendo las gestiones necesarias, que no son de ahorita, para equiparnos de la mejor manera posible y cumplir con las misiones de nuestro suelo patrio”, expreso el Jefe del Ejército de Nicaragua. Por su parte el General de División  Freddy Díaz,  Jefe del Estado Mayor del Ejército de Honduras, dijo que ellos toman con tranquilidad y confianza el anhelo de Nicaragua de mejorar sus equipos militares “Cada país invierte en defensa lo que su economía les permite y desde luego protege los intereses nacionales. En el marco de la CFAC, lo que nosotros podemos ver que si un país adquiere equipo militar será para ayudar también al resto de países de la CFAC, desde luego nosotros nos sentimos sumamente confiados”, expreso el Jefe militar hondureño. Meses atrás personeros de los Gobiernos de Costa Rica y Honduras, expresaron su preocupación sobre el tema, ya que señalan que la adquisición de aviones por parte de Nicaragua representa una amenaza al equilibrio militar de la región.