BONANZA PARALIZADA POR PROTESTA DE MINEROS

Mineros artesanales, conocidos como güiriseros, iniciaron la tarde de ayer protestas contra la empresa minera Hemco, en el municipio de Bonanza, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte, por inconformidad al porcentaje de oro que reciben en cada tonelada de broza que le venden a la empresa. Los güiriseros acusan a la nueva gerencia de la empresa minera de “barrerlos” en el análisis químico, que se realiza para determinar el porcentaje de oro que contiene cada tonelada de broza. Marcelino Herrera, uno de los líderes de la manifestación aseguró que los güiriseros que participan en el paro son más de 1,000, quienes se han movilizados a diferentes puntos del municipio paralizando las operaciones mineras en la ciudad. La mañana de este lunes, los manifestantes se plantaron en la entrada del edificio principal, impidiendo el paso a los trabajadores hacia sus puestos de trabajos; en tanto, en edificios como la alcaldía municipal han sido reguardados por efectivos del Ejército y oficiales de la Policía Nacional. El comisionado Oscar Alemán, jefe de la policía en Bonanza, al ser consultado sobre la situación únicamente se limitó a decir que se encuentran haciendo un trabajo preventivo. “Estamos de cara a evitar que hayan alteraciones”, dijo. Hemco: “Desconocemos demandas” Marcela Castillo, vicepresidenta de relaciones empresariales de Hemco, aseguró que desconocían las peticiones de los manifestantes. “Tenemos un grupo de manifestantes frente a la entrada principal, hasta el momento desconocemos quienes son sus líderes y que es lo están pidiendo, nosotros nos hemos puesto a disposición de las autoridades y estamos interesados en resolver esto, porque nos está afectando ya que los ingresos a Bonanza están bloqueados”, comentó Castillo. La funcionaria reiteró que han estado en constante diàlogo mediante la comisión de la minería artesanal. “Hemos sido honestos y abiertos al diálogo”, comentó. END

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ