PREVIENEN INUNDACIONES EN ZONA COSTERA DEL LAGO DE MANAGUA

Con el apoyo del Gobierno central, la municipalidad ejecuta proyectos de ingeniería diseñados para evitar inundaciones en las instalaciones recreativas construidas en la zona costera  de la ciudad. En total son cuatro trabajos de instalación de tuberías de gran capacidad los que están en desarrollo en el sector del barrio Rubén Darío. De acuerdo con la justificación de las obras, estas  evitarán que se inunde el Puerto Salvador Allende y el Paseo Xolotlán, que está en ampliación. También se espera que los barrios vecinos resulten beneficiados. En el informe de gestión presentado recientemente por el secretario general de la municipalidad capitalina, Fidel Moreno, explicó que el mismo es parte de las obras diseñadas para terminar con las recurrentes inundaciones en esta área. Sitio problema “Uno de estos cauces ya está hecho, mientras se trabaja en los otros. Con anterioridad estos desembocaban directamente en el lago (Xolotlán)”, dijo Moreno al explicar que como no estaban conectados con la planta de tratamiento de aguas la zona era golpeada durante cada invierno, y no solo por la recarga de las lluvias, sino porque las corrientes arrastraban gran cantidad de desechos sólidos. Comentó que con este proyecto se harán las conexiones con la planta de tratamiento y todo se hará de forma subterránea. “Antes las aguas corrían superficialmente, pero ahora se están ampliando las tuberías para que el drenado vaya por debajo de las calles”, indicó. Temen desalojo   Xiomara Urbina, coordinadora del barrio Rubén Darío, comentó que la mayor preocupación de quienes habitan en el Rubén Darío es conocer si las obras requerirán desalojos, pues la instalación de la nueva tubería comenzó el año pasado frente a la antigua Catedral de Managua hasta las antiguas bodegas del Consejo Supremo Electoral, luego de sacar a las familias afectadas por las inundaciones. “En su momento dijeron que el proyecto abarcaba hasta el Candelaria, pero no sabemos de qué lado a qué lado. No nos han aclarado nada y esa es nuestra zozobra. Pensamos en organizarnos e ir a los derechos humanos para que nos apoyen, porque vamos a la municipalidad y no nos quieren atender”, refirió Urbina al comentar que “hay rumores de que el barrio Rubén Darío va a desaparecer”. Aseguró que han ido a preguntar a la Intendencia de la Propiedad sobre los títulos que teníamos y la respuesta fue que estaban a manos de la municipalidad, pues ellos determinarían hasta dónde llegará el proyecto. Por su parte Liseth Saldaña, habitante del Rubén Darío, si bien reconoce que  el proyecto llevará  mejoría al barrio, teme que al final los desalojen, pues los obreros les han comentado que el proyecto desplazará al barrio, según se aprecia en los planos. Sobre esa inquietud el secretario de la Alcaldía de Managua aseguró que para la ejecución de  estas obras no se realizarán desalojos. END