PÉRDIDAS MILLONARIAS POR PARÁLISIS FRONTERIZO EN PEÑAS BLANCAS

None
Nicaragua habría dejado de recaudar entre el pasado domingo y ayer martes alrededor de C$20 millones en el paso fronterizo de Peñas Blancas (frontera con Costa Rica), según lo informó el titular de la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA), Eddy Medrano, en declaraciones a medios oficialistas. Más de 600 camiones de carga se encuentran varados a ambos lados de esta frontera, después de que miles de migrantes cubanos con destino a Estados Unidos fueron lanzados por Costa Rica hacia la frontera con Nicaragua y se apostaron en territorio costarricense impidiendo la circulación de vehículos y pasajeros. Medrano afirmó que en ese puesto fronterizo se recaudan entre C$5millones y C$8 millones diariamente, por las cargas que circulan con destino a Nicaragua y otros países de la región. La frontera de Peñas Blancas es una de las principales puertas de acceso y salida de mercancías exportadas e importadas por Nicaragua. Según la DGA, el valor de las mercancías que entraron entre enero y junio de este año por ese puesto fronterizo al país ascendieron a US$289.1 millones, mientras que en ese mismo período, los productos exportados alcanzan un valor de US$296.7 millones.

El costo de mantener un camión varado en una fila en la frontera es de US$100 por día, aseguró el empresario de transporte de carga del país, subrayando que en ocho días este costo ascendería a US$800.   José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), hizo un llamado a resolver el problema el pasado lunes, por el efecto negativo que está ocasionando en la economía. “Aquí estamos hablando de carga nicaragüense, de carga tica, de carga centroamericana que pasa a través de Peñas Blancas. Tenemos kilómetros de contenedores de acuerdo con el monitoreo que acabamos de realizar en este momento”, dijo Aguerri, según una comunicación oficial del Cosep.

Baja flujo migratorio

Sobre el tema de la migración en general por la frontera sur, el viceministro de Gobernación de Nicaragua, Luis Cañas, informó que el flujo migratorio se ha reducido en un 80% en Peñas Blancas. Cañas refirió que por este puesto entran 4,000 personas diariamente, entre nacionales y extranjeros, pero ahora solo lo están haciendo 200 personas.