HOSPITAL ‘LA MASCOTA’ NO REGISTRA NIÑOS QUEMADOS POR PÓLVORA

None
Autoridades del Hospital Infantil Manuel de Jesús Rivera (La Mascota), informaron que milagrosamente este 7 de diciembre, fecha especial en que los nicaragüenses celebraron las tradiciones, no se registraron niños quemados por pólvora.
 
La Médico Residente de Turno Janiz Quiroz, atribuyó este milagro a las importantes campañas de prevención que viene impulsando el Gobierno a través de los diferentes Medios de Comunicación.
 
“Los padres cumplieron con las medidas que ya habíamos orientados a través de los medios de comunicación. Estuvimos con todos los insumos para atender este tipo de casos, para tratar a niños con quemaduras, pero gracias a Dios no se dieron quemados por pólvora”, informó.
 
La especialista del Área de Quemados, explicó que generalmente, en años anteriores, la tendencia se que se registren más de 10 niños quemados por pólvora, pero este 7 de diciembre, no se registró uno solo.
 
El médico residente, Leonel Carcache, destacó que durante toda la noche del 7 de diciembre, estuvo el equipo de este centro hospitalario, altamente preparado para atender los casos, pero no se registró ninguno.
 
“Por mandato de nuestro Presidente Daniel y la compañera Rosario Murillo, durante este mes de diciembre, va a estar a disposición todo el equipo; el personal necesario; cirugía plática, cirugía pediátrica, neurocirugía”, refirió.
 
Aseguró que el Hospital La Mascota, cuenta con varias camas libres, tomando en cuenta que este lunes se dieron de alta a una gran cantidad de pacientes, recuperados de dengue, chikungunya y problemas respiratorios.
 
El doctor Félix Sánchez, jefe del Departamento de Medicina, manifestó que es importante que las familias continúen acatando las medidas de prevención, orientadas por las instituciones del Gobierno.
 
“Que los adultos no dejen manipular pólvora a los niños. Los niños deben estar retirados de donde se esté quemando pólvora, porque una chispa, ya sea de un árbolito, o una candela romana, puede ser suficiente para que se cree un incendio en ropa sintética”, explicó.
 
Sostuvo que también hay que evitar que los niños jueguen con triquitracas o bombitas, porque en otros años se han atendido a pequeños con dedos amputados, y esto deja cicatrices permanentes y hasta grado de invalidez.
 
“Árbolitos y candelas romanas, generan chispas que pueden ocasionar serios daños a los ojos. Al generarse la chispa, puede lesionarse la cornea y ocasionar daños permanente”, advirtió.
 
Los especialistas, recomendaron que en caso de quemaduras, aplicar abundante agua fresca sobre las lesiones de los niños, y no aplicar cremas, capsulas o polvos que puedan dañar el tejido.
 
19 DIGITAL

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ