VORAZ INCENDIO DEVORA RESERVA EN CHINANDEGA

None
Un llamado urgente desde las radios locales de Chinandega se efectuó la tarde de ayer para pedirle a las autoridades del Gobierno que envíen apoyo humano y materiales, para controlar el incendio que se propaga en la reserva Chonco-San Cristóbal. Habitantes de comarca La Bolsa y La Mora dijeron que no soportan el humo y se informó que varias familias salieron de sus casas. El fuego arrasa con todo desde el jueves. Los pobladores aseguran que las gestiones han sido en vano para que soldados apoyen labores de mitigación del fuego, el que a duras penas tratan de sofocar labriegos de las comarcas La Bolsa y La Mora, cansados, con hambre, sin botas, con machetes y bombas manuales de agua que deben rellenar a cada momento. A eso de las 4:30 p.m. de ayer sábado 9 de abril, don Rigoberto García estuvo a punto de la asfixia, ya que al ingresar a un camino que conduce a la hacienda Miramar lo envolvió una nube de humo que lo hizo salir desesperado en busca de ayuda. García temía que al anochecer el fuego consumiera la manguera que traslada agua desde el destiladero, por cuatro kilómetros, hasta la finca Banderas. Elisa Gurdián, propietaria de la finca San Cristóbal-Las Rojas, a 600 metros del cráter, expresó preocupación por el fuego. Walter Ramírez, voluntario ambientalista, señaló que se teme un deslave ante la quema y deforestación que ejecutan lugareños de las comarcas del noroeste del complejo volcánico, al quedar la zona sin árboles que contengan las laderas. Terencio Llanes, vecino, ayudó el viernes a sofocar el fuego en el sector arriba de Loma La Bruja y dijo que eran “exageradas” las llamas. Por la noche el fuego aún se divisaba sobre las lomas. En la reserva habitan chachalacas, chocoyos, loras, ardillas y más animales que huyen desde el jueves. LA PRENSA.COM