Más de seis mil nicaragüenses solicitan refugio en Costa Rica

Dirección General de Migración y Extranjería de Managua.
Teresa Reyes

La Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) ha atendido a 6.384 nicaragüenses, de los cuales 3.000 ya están documentados de forma provisional como solicitantes de refugio.

Así lo indicó este martes Raquel Vargas, directora de Migración, en comparecencia con los diputados que integran la Comisión de Derechos Humanos del Congreso.

En las oficinas de Peñas Blancas se presentaron 300 solicitudes y en San José 6.084. 

La funcionaria fue llamada a comparecer después de que DIARIO EXTRA diera a conocer el aumento en el ingreso de inmigrantes de país del norte, a raíz de la crisis política y social que enfrentan. 

Sin embargo el proceso para que se les otorgue el estatus migratorio no será rápido porque cada caso debe analizarlo una comisión técnica (denominada Comisión de Refugio) que conforman el ministro de Seguridad Pública, el canciller de la República y el ministro de Trabajo (o quienes ellos designen).

El trámite comienza con un registro de la persona en una base de datos, que permite de primera entrada hacer un “chequeo” con los datos de Interpol (Policía Internacional) para constatar si esa persona tiene causas delictivas pendientes, además de verificar con la policía nacional y los movimientos migratorios de la persona. 

De las 6.384 solicitudes que ya iniciaron el proceso, solo en 4 se recibieron alertas de Interpol. Esas personas comienzan un camino distinto hasta determinar si tienen delitos pendientes, si es así se les deportará.

“El proceso por parte de la Comisión de Refugio está tardando cerca de 11 meses”, explicó la jerarca.

EXTENDER PLAZO

El conflicto en Nicaragua llevó a tomar la decisión de extender el plazo de permanencia permitido en el país para los nicaragüenses.

Hoy día se da un aval de 90 días (3 meses) en condición de turista, pero ante la incertidumbre de la crisis se aumentará a 6 meses. 

Esta medida también se aplica a las visas que se entregan en las sedes diplomáticas del país.

Vargas indicó que la condición de refugiado se otorga cuando existe una clara evidencia de que esa persona corre peligro en su país de origen porque es perseguida en razón de su raza, género o porque emitió una opinión política. 

“La persona que solicita refugio tiene un temor por su vida tal que le impide regresar a su país y requiere una protección internacional de forma inmediata”, agregó la funcionaria. 

PRIORIDAD

Para brindar un mejor servicio a los extranjeros la DGME prioriza grupos, dando preferencia a familias, embarazadas y adultos mayores. Por ello los lunes y jueves solo se atiende a estos tres grupos; mientras que martes, miércoles y viernes adultos.

La directora de Migración reconoció que las filas que se miran “sorprenden”, pero que trabajan a toda máquina para atender a quienes lleguen. Para ello los domingos y lunes se les da una cita con el fin de acomodarlos en el resto de los días de la semana.

ARRAIGO

Vargas afirma que iniciarán una campaña de publicidad para comunicar a la población nicaragüense que ya radica en el país y tiene algún arraigo, como hijos o cónyuges costarricenses, que la solicitud de refugio no es para ellos.

“Hay migrantes que nos han preguntado si haciendo la fila obtienen algún beneficio, si les van a dar algún diario o protección adicional, pero debido al proceso no es posible rechazarlos de una vez, por lo que se debe analizar cada caso”, expresó.

Ivonne Acuña, diputada de Restauración Nacional, cuestionó a la funcionaria las acciones que se llevan a cabo para evitar que estas personas incluso duerman en la fila.

Ante ello Vargas dijo que todas las personas que llegan tienen dónde vivir en el país y no requieren albergues, lo cual se constata en sus formularios.

“Un 80% de las personas que hacen fila vive en Costa Rica y ya tiene un trámite abierto. Les indicamos que no es necesario que permanezcan en fila, pero es algo que no podemos controlar”, añadió.

La DGME también tiene pendiente la resolución de refugio de 7.177 solicitudes de personas de otras nacionalidades. En ese grupo están 3.000 venezolanos, 1.000 salvadoreños, 500 colombianos y 2.617 de otras nacionalidades.

Con información de Diario Extra

DEJA TU COMENTARIO