Humberto Ortega debe usar su influencia para desarmar a paramilitares

La presidenta del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), Kitty Monterrey afirmó que Humberto Ortega debe usar su influencia para desarmar a los grupos paramilitares en razón de que quienes ejercen el terror son retirados del Ejército.

“¿Qué influencia tiene Humberto Ortega con su hermano? Yo creo que la tiene, y creo que eso es lo que se debería estar haciendo, una carta pública, aquí son las acciones las que necesitamos ver. Tiene influencia él con su hermano, que lo demuestre y se desarmen esos grupos paramilitares. Yo creo que él habiendo sido el general que fue del Ejército, él está en la posibilidad de poder hacerlo”, declaró Monterrey.

Monterrey prefiere ver acciones más que cartas y recordó al general Ortega que la situación que vive el país es una insurrección cívica que no puede compararse con el conflicto bélico de los años 80.

Señaló, que el partido está preparado y abierto para forjar alianzas de cara un adelanto de elecciones.

“Necesitamos elecciones adelantadas, sobre todo elecciones ampliamente supervisadas por organismos internacionales que le garanticen a los nicaragüenses el derecho de elegir libremente el gobierno que quieren”, agregó.

Por su parte, Violeta Granera, representante del Frente Amplio por la Democracia (FAD), dijo que Humberto Ortega debe convocar a los ex jefes del Ejército para demandar la intervención de la institución castrense en el desarme de los grupos paramilitares.

“Tiene un comportamiento como de Chapulín Colorado, de repente aparece y sale de su cómodo autoexilio para pontificar sobre lo que se tiene que hacer aquí (…) Está bien que haya dicho que se tiene que desarmar a los grupos irregulares, pero me parece que en lugar de una carta pública él debería de ir con todos los ex jefes del Ejército a decirle al Ejército de Nicaragua que no pueden continuar en esa posición tan irresponsable de estar viendo como grupos irregulares conformados por su hermano andan asesinando al pueblo de Nicaragua desarmado”, opinó.

Granera refirió que no es ético, ni moral pedir adelanto de elecciones cuando el gobierno sigue reprimiendo a civiles, por ello considera que la salida a la crisis debe pasar por exigir la renuncia de Ortega.

“Aquí no hay ninguna justificación ni ética, ni moral, ni política, ni económica en términos de levantar el país que nos permita estar esperando varios meses bajo el asedio y criminalidad de este gobierno”, expresó Granera.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ