ONU denuncia que la ley sobre terrorismo en Nicaragua criminaliza la protesta

La Ley contra el Lavado de Activos, la Financiación al Terrorismo y a la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva fue aprobada el pasado lunes e impone una pena de entre 15 a 20 años de prisión por el delito de “terrorismo”.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció este martes que la Ley sobre terrorismo aprobada recientemente por el Parlamento de Nicaragua puede usarse para criminalizar la protesta pacífica.

“El texto es muy vago y permite una amplia interpretación que podría provocar que se incluyera (en la definición de terrorista) a personas que simplemente están ejerciendo su derecho a la protesta”, afirmó en rueda de prensa el portavoz de la Oficina, Rupert Colville.

El portavoz denunció no solo la desproporcionada actuación de las fuerzas de seguridad, “responsable de la gran mayoría de muertes ocurridas durante las protestas”, sino especialmente criticó que grupos armados afines al Gobierno usen la violencia de forma indiscriminada.

La Ley contra el Lavado de Activos, la Financiación al Terrorismo y a la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva fue aprobada el pasado lunes e impone una pena de entre 15 a 20 años de prisión por el delito de “terrorismo”.

Colville puntualizó, además, que dicha ley fue aprobada por un Congreso “casi totalmente controlado por el gobierno”. Pidió a las autoridades que informen sobre el paradero de los defensores de los derechos humanos Medardo Maireno y Pedro Mena, “quienes podrían ser víctimas de desapariciones forzadas”, denunció.

Ambos fueron detenidos el pasado viernes en el aeropuerto de Managua y desde entonces las autoridades no han informado sobre su paradero a pesar de haber peticiones judiciales expresas al respecto. “Vemos una tendencia a criminalizar a defensores de los Derechos Humanos o a gente simplemente por el hecho de participar en protestas”, dijo Colville.

Este grupo de expertos ha pedido en reiteradas ocasiones al gobierno autorización para visitar las prisiones del país, especialmente El Chipote, cosa que hasta la fecha no ha ocurrido, aunque Colville anunció que aparentemente este martes podrán entrar a la cárcel Modelo.

Finalmente, Colville alertó de que la violencia en Nicaragua podría recrudecerse el próximo jueves 19 de julio, fecha que conmemora el día en que el dictador Somoza fue depuesto en 1979 por los sandinistas.