Experto en seguridad aclara concepto de policías voluntarios

Una policía voluntaria es un cuerpo auxiliar y de apoyo, integrada por ciudadanos nicaragüenses que prestan su servicio de forma voluntaria y temporal.

Ante la versión de Daniel Ortega en decir que los paramilitares son policías voluntarios, el experto en seguridad y defensa, Roberto Cajina, manifestó que el concepto según la Ley 872, no establece que estos andarán encapuchados, tampoco con el uniforme de la institución y mucho menos armados.

Una policía voluntaria es un cuerpo auxiliar y de apoyo, integrada por ciudadanos nicaragüenses que prestan su servicio de forma voluntaria y temporal. Para su ingreso se tomará en cuenta el criterio de la comunidad.

Conforme al artículo 25 de la Ley 872, ley de organización, funciones, carrera y régimen especial de seguridad social de la Policía Nacional, las tareas de la policía voluntaria son, auxiliar a la institución en la vigilancia, patrullaje, regulación de tránsito y en casos de desastres naturales.

Asimismo, auxiliar a las autoridades al tener conocimiento de la comisión de hechos delictivos, preservando el lugar, prestando la ayuda necesaria a las víctimas y dar parte oportuna a las autoridades que corresponda.

"No hay nada en la Ley 872 de la Policía que establezca que van andar encapuchados, uniformados, pero no con uniformes de la Policía, sino unas veces van de camisetas verdes, otras de celeste y eso es, para evitar que se disparen entre ellos o a veces andan pañoletas verdes", dijo Cajina.

Según el experto en seguridad, los paramilitares son delincuentes o policías y militares retirados que les dan la impunidad de poder matar, asesinar, secuestrar y torturar sin tener una facultad jurisdiccional.

"La policía voluntaria se subordina a la Policía Nacional por ley, los paramilitares no se subordinan ni orgánica, ni funcionalmente a la Policía, sino que tienen libertad de operación, no hay jefatura dentro de los grupos paramilitares más que en los casos de las operaciones tácticas que desarrollan en tranques, barricadas o en diferentes lugares", expresó Cajina.

Por otro lado, explicó que los fusiles AK-47 que porta la Policía, no son las armas "que la Policía usualmente debe de tener en un país democrático".

"Eso le da un carácter más allá a la Policía, porque tienen un arma de guerra y pueden operar como un grupo militar. Los francotiradores que han asesinado a tantos nicaragüenses, son de la Policía, porque tiene francotiradores en la Dirección de Operaciones Especiales", dijo Cajina.