Minsa obliga a hospitales privados a dar datos de manifestantes atendidos

Hospital Vivian Pellas / Cortesía

El gobierno orteguista a través del Ministerio de Salud (Minsa), obligó a los hospitales privados del país a entregarles copias de los resúmenes clínicos de todos los pacientes que resultaron heridos en el marco de las protestas y ataques por parte de los policías y paramilitares que se manifestaron contra el gobierno de Daniel Ortega, así lo confirmó un médico bajo anonimato.

Al respecto, los hospitales Vivian Pellas y hospital Bautista, quienes abrieron sus puertas y su corazón para atender a toda esta población sin costo alguno, fueron obligados por el Minsa a dar esta información.

“Nos enteramos la semana pasada que el gobierno a través del Ministerio de Salud, llegaron a los hospitales a pedir información que les entregaran copias de los resúmenes clínicos o epicrisis de cada herido que llegaron durante los 100 días y pico de protestas. Esto es alarmante puesto que la seguridad de los pacientes atendidos está expuesta al igual que los médicos, eso es sumamente alarmante y preocupante puesto que ya nos hemos dado cuenta de la cacería que se ha dado en busca de las personas que se han manifestado, al igual que los médicos están siendo acusados de terroristas y de cómplices, esto se puede sumar a lo que llama la CIDH, la tercera etapa de represión que tiene este gobierno contra las personas que se han manifestado. Es confirmada esa información que el Ministerio de Salud, haciendo uso de sus facultades que ahora le entrega la nueva ley antiterrorista llegaron a los hospitales a exigir que les entregaran los resúmenes clínicos o epicrisis de las personas que han sido atendidas durante estos días de manifestación”, declaró el médico.

El doctor aseguró que los hospitales privados no se pueden negar a proporcionar estos datos, porque el Minsa ahora se ampara en la nueva ley antiterrorista.

“No se pueden negar, por ley no se pueden negar sino serían procesados, inclusive hasta los pueden cerrar por el Ministerio de la Salud, que rige la salud en Nicaragua”, expresó.

Opina que es alarmante esta situación porque existe el temor que el gobierno pueda usar la información para su cacería. “Pueden usar esa información, de este gobierno no podemos esperar nada bueno”.

El médico pide a los organismos de derechos humanos a que pidan esta misma información a los hospitales y “con esos nombres y esos datos buscar de alguna forma cómo protegerlos. Los más expuestos son los pobladores”, concluyó.

Otro doctor, que también prefiere el anonimato, señaló que recomienda a los pacientes no dar sus datos exactos a los hospitales.

“Una recomendación que se ha dado a los pacientes es que no den su dirección o muchos datos a los hospitales para que no puedan localizarlos, o incluso variar el nombre”, sugirió.