Paramilitares se llevaron detenida a anciana al no encontrar a sus hijos

La valiente anciana le cuestionó al jefe policial que ellos no viven de un gobierno para someterse a sus ideales.

De una manera arbitraria llegaron paramilitares a la casa de la señora Bertilda Arias, de 74 años, quienes le preguntaron por sus hijos, para llevárselos detenidos por participar en marchas en contra del gobierno de Daniel Ortega.

Los paramilitares violentamente destruyeron la humilde vivienda de Arias, ya que esta les manifestó que sus vástagos se encontraban fuera de Nicaragua. Tal fue el abuso de los paramilitares, que arrestaron a la anciana, al no poder detener a sus hijos.

"Me llevaron a la estación policial, me encerraron en una cárcel, y cuando estaba ahí me hicieron preguntas de mis tres hijos, y yo les dije que estaban en Costa Rica. Le pregunté al -jefe de la Estación policial-, Andrés Miranda cuál era el motivo, del que yo estuviera encerrada y me dijo que era, porque mi familia y yo estábamos en contra del gobierno", dijo Arias.

La valiente anciana le cuestionó al jefe policial que ellos no viven de un gobierno para someterse a sus ideales, además le indicó que si participaba de las marchas, era porque es nicaragüense.

"Soy liberal y lo sigo siendo, porque eso no me lo quitarán, he ido a las marchas y con mis hijos, pero lo que llevamos es una bandera azul y blanco que nos cobija como nicaragüense", expresó Arias.

Como ridículo calificó el abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, Pablo Cuevas, que el Gobierno permita que una señora de avanzada edad sea llevada a una cárcel de manera ilegal, ya que violenta sus derechos humanos.

"Es peligroso para su estado estar encerrada en una celda y es una medida del estado en que estamos en Nicaragua, el respeto a los derechos humanos ya no existe en este país, por sus declaraciones estamos claros que estamos en una persecución política", dijo Cuevas.