Estudiantes de medicina amenazan con paro estudiantil si no reintegran a docentes despedidos

Los estudiantes de la carrera de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, desde horas de la mañana se encuentran protestando por su rechazo a los delitos que la Policía sandinista le acusa a la joven Amaya Coppens y por el despido injustificado de cuatro docentes de la carrera.

Alrededor de 120 estudiantes de los grados de 3ero a 6to año demandan al decano Jorge Alemán, quien es médico pediatra, el reintegro de los docentes de medicina a la universidad o se verán obligados a realizar un paro estudiantil.

Entre los despidos se encuentran el del doctor José Daniel Reyes Navarrete, del departamento de Microbiología y Parasitología, el cirujano Xavier Pastora, el ortopedista César Vargas Norori y la enfermera Perla Zeledón, todos de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNAN-León.

“Estos docentes ya habían sido despedidos del hospital Heodra, porque le brindaban el servicio médico y ahora nuevamente los despiden, pero esta vez como docentes de la facultad. Los estudiantes están en el proceso de levantar firmas y entregarle una carta al decano por la injusticia que se está cometiendo”, dijo Jerry Estrada del Movimiento 19 de abril en León.

Además, agregó “cuando se da el secuestro de Amaya y el despido de los docentes, los jóvenes no se pueden hacer de la vista gorda y no piensan integrarse a las clases”, expresó.

Desde ayer los estudiantes iniciaron la protesta en las afueras del auditorio del Heodra, para exigir la liberación de Amaya, en cambio, esta mañana al conocer el despido de los médicos, quisieron elevar la protesta en apoyo a los docentes que por muchos años impartieron clases en la UNAN-León.

“Ha estado la presencia de la Policía, incluso se ha visto el ingreso de personas ajenas al hospital”, manifestó Jerry.

Esta mañana la Policía sandinista presentó a Amaya Coppens como “terrorista” acusándola de “incendiar el Centro Universitario de la Universidad Nacional UNAN-León, uso de armas de fuego e incendio a una unidad policial y del ataque a las instalaciones del hospital Heodra en León.