Familia de adolescente asesinado rechazó ataud, toldo y sillas que envió FSLN para vela

La familia de Matt, rechazó rotundamente la “ayuda” que algunos simpatizantes sandinistas quisieron entregarle por la muerte del joven.

El refrán “Matan y van a la vela” se cumplió ayer en el velorio del adolescente Matt Romero, asesinado de un disparo en el pecho por antimotines y paramilitares cuando participaba de la marcha “Somos la voz de los presos políticos” que se realizó este domingo, para exigir justicia por la muerte de 512 nicaragüenses y la libertad de los más de 300 presos políticos del Gobierno sandinista de Daniel Ortega.

La familia de Matt, rechazó rotundamente la “ayuda” que algunos simpatizantes sandinistas quisieron entregarle por la muerte del joven.

Los sandinistas llevaron a la vivienda el cuerpo de Matt custodiado por al menos 10 camionetas Hilux, mismas que son utilizadas para transportar a turbas, paramilitares y policías sandinistas, quienes se encargan de atacar las marchas azul y blanco.

Además, quisieron entregar dinero, sillas y toldos para la vela, pero la familia se rehusó a aceptar el “apoyo”. Los familiares incluso no aceptaron el ataúd en el que fue trasladado el cuerpo de Matt, por lo que fue sacado y colocado en otro.

Por otro lado, amigos de la familia doliente, sacaron a periodistas de un canal afín del gobierno, quienes pretendían buscar versiones a favor del falso comunicado que emitió ayer la Policía Sandinista, en donde indicaban que la muerte de Matt se dio en un fuego cruzado. La Familia del joven repudió dicho informe policial.

Matt Andrés Romero, de 16 años, de edad, cursaba el cuarto año de secundaria en el Instituto Público Rubén Darío, vivía en el barrio Larreynaga de Managua y recibió el disparo en el pecho, cuando se encontraba en el sector del Tamarindo en Las Américas 3, en Managua.

El entierro de Matt se relizará este lunes a las 2:00 de la tarde, su cuerpo descansará en el cementerio Milagro de Dios de la capital.