Amaya Coppens continúa con su moral en alto, dicen sus padres

La vi muy cansada, pero “todavía tiene la moral muy en alto”

La mañana de hoy se esperaba la audiencia inicial del reo político Yubrank Suazo, en los juzgados de Managua, por lo cual los familiares de los otros presos políticos decidieron apostarse en las afueras para exigir justicia y libertad de cada uno de ellos.

Los padres de la prisionera política Amaya Eva Coppens Zamora, estuvieron en el plantón y aseguran que su hija está en mejores condiciones en la cárcel de mujeres, La esperanza que cuando estuvo detenida en El Chipote.

“Siempre es bien trágico y triste dejarla en esas condiciones, solo tuvimos la oportunidad de verla 20 minutos, está mejor que a como se encontraba en El Chipote”, dijo Tamara Zamora, mamá de Amaya.

Además, pudo observar que Coppens, “todavía tiene la moral muy en alto”.

Muy importante de mencionar es los que recalca su padre, Federico Coppens, quien dice que su hija no ha sido víctima de maltrato físico ni en “La esperanza”, ni en “El Chipote”, pero si considera que ha sido víctima de maltrato psicológico.

“Tanto en el chipote, como en la esperanza no ha sufrido maltrato físico, pero si la levantaron a media noche, a las 3 dela madrugada para un interrogatorio; es parte de la tortura psicológica impedirle el sueño, pero maltrato físico realmente no se ha quejado”, refirió Federico

Aunque también precisa que al momento de la visita siempre están rodeados permanentemente de 3 guardas del sistema penitenciario y “además nos estuvieron filmando todo el tiempo, ósea que tampoco fue un encuentro íntimo que digamos donde hubiera tenido la oportunidad de contarnos detalles de su detención”, agregó.

Para fiscalizar el caso de Amaya Coppens, en semanas anteriores llegó a Nicaragua la cónsul de Bélgica en panamá, ya que ella cuenta con esa nacionalidad y “le pudo hacer una visita humanitaria”, también se espera que para el próximo 10 de octubre que es la primera audiencia, esté presente el cónsul honorario de Bélgica como testigo.