CPDH reporta varios casos de abusos sexuales por parte de policías y paramilitares sandinistas

Las víctimas prefieren guardar silencio de estos abusos por miedo a represalias de autoridades sandinistas
Foto/Shutterstock

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), a través de su asesor Pablo Cuevas se refirió a los casos de denuncias por abuso sexual cometidos por policías y paramilitares sandinistas luego que se diera a conocer el caso de una mujer que denunció, en pleno juicio contra su esposo, haber sido abusada por paramilitares.

Cuevas lamentó que este no es el único caso que existe, sino que “hay varios en ese sentido” que la CPDH ha atendido pero que no se ha hecho público por el mismo temor de las víctimas: que la policía sandinista tomen represalias en su contra.

Estos abusos se dan en el contexto de la represión que sufre el pueblo de Nicaragua por parte del gobierno de Daniel Ortega, y donde el abuso de poder e impunidad de los casos son algunos de los aspectos que atemorizan a las víctimas.

“Estamos hablando hasta de jóvenes que anduvieron en las protestas y que fueron capturadas, estamos hablando de (agresores) policías y parapolicías”, subrayó Cuevas.

“Hay casos donde las mujeres tienen tanto miedo porque son amenazadas, entonces las personas están aterradas”, expresó Cuevas,  quien agregó: “Las personas no creen en las instituciones (del Gobierno)”.

Bajo este panorama, el asesor de la CPDH calificó como “grave” la fría contestación de la juez sandinista Rosario Peralta ante la denuncia que realizara una mujer en pleno juicio contra su esposo Jaime Navarrete -acusado de supuestamente asesinar a un paramilitar-  y donde responsabilizó a paramilitares de haber abusado sexualmente de ella.

“Para eso está la policía para denunciar si acaso era cierto”, fue la contestación de la juez ante la denuncia de la víctima, que expresó que la policía sandinista tocó sus partes íntimas, reportó el diario La Prensa.

Cuevas refirió que este caso es una violación a los derechos humanos y a la Ley 779, que refiere a la violencia en contra de las mujeres. Asimismo enfatizó que el juez debió haber enviado un oficio al Ministerio Público para que tomara la denuncia. “Los operadores de justicia están obligados por ley hacer lo de su competencia… tienen responsabilidad (…). Desgraciadamente todos los operadores de justicia se han coludido para violar  la ley, hasta el juez entró en eso”, subrayó.

“Estoy seguro que va haber cuestionamiento por parte del gobierno porque dirán ‘¿Por qué hasta ahora (la denuncia)?’ Es lógica la reacción de la señora porque ella no quería perjudicar a su marido. Hay casos que ni siquiera me atrevo referirlo porque las víctimas están seriamente dañadas”, expresó.