70 hombres vestidos de negro vapulearon a presas políticas

Irlanda Jerez

Los familiares de las presas políticas recluidas en la cárcel de mujeres “La Esperanza” denunciaron ante los medios de comunicación que 70 hombres vestidos de negro entraron a la celda de Irlanda Jerez y vapulearon a las mujeres que ahí se encontraban.

Al menos 17 presas políticas fueron salvajemente golpeadas, tienen moretones en sus cuerpos y bocas reventadas. Esta cobarde acción ocurrió el pasado viernes a las 4:00 de la tarde cuando cuatro custodias del penal quisieron retirar a Irlanda Jerez de la celda para realizarle una “entrevista”, a lo cual Irlanda se rehusó.

Daniel Esquivel, esposo de Jerez relató que ese día, un par de horas después que Irlanda dijo que no saldría de su celda, “aparecieron 70 personas encapuchadas vestidas de negro, por lo cual sus compañeras de celda hicieron una cadena humana y defendieron a Irlanda para que no la sacaran de la celda, por lo cual entraron 70 personas armadas a querer sacarla, golpeando salvajemente a las mujeres. Pasaron luchando 3 horas para poderla sacar de la celda, al final al ver Irlanda que estaban golpeando a sus compañeras y a ella también accedió salir de la celda y la trasladaron a una oficina”.

Estando Irlanda en esta oficina, los hombres la encañonaron y le dijeron ‘no somos policías y no te vamos a matar’, a lo que ella respondió que si no eran policías por qué la encañonaban. La idea era moverla del penal y llevarla a la cárcel de hombres “La Modelo” a una celda de aislamiento, explicó Esquivel.

En solidaridad con Jerez, las presas comunes también comenzaron a amenazar que si a las 9:00 de la noche Irlanda no estaba en su celda iban a quemar la prisión, “les comenzaron a decir que Irlanda tiene 21 faltas al orden interno que ninguna presa conoce”, señala su esposo.

“Irlanda me externa que su temor es que la quieren desaparecer”, advirtió.

“Faltas para ellos es cantar el himno, tener una bandera azul y blanco, hacer pulseras azul y blanco, tener diademas azul y blanco, pintarse el pico de rojo, no salir al patio sol para que no le tomen fotos para que después digan ‘golpistas terroristas salen a patio sol’, esas son las faltas que nuestras secuestradas tienen”, detalla.

Entre las presas políticas que fueron salvajemente golpeadas, está Brenda Muñoz quien padece cáncer terminal y pasó tres horas desmayada en el piso tras la golpiza y nadie la atendió.

“Esto ya sobrepasó los límites de toda imaginación humana. Ahí tenemos 17 guerreras, 17 patriotas y donde hay un patriota no puede haber un dictador”, concluyó el esposo de Irlanda.

..