Liberan al corresponsal de La Prensa

El corresponsal de La Prensa en Madriz, William Aragón, fue liberado luego de pasar cuatro horas -junto a sus dos hijas- en la delegación policial de Estelí. Aragón fue arrestado bajo el argumento de que no portaba su cédula de identidad.

A pesar de que Aragón ha sido víctima de constantes amenazas y hostigamiento por parte de simpatizantes sandinistas, funcionarios de la Alcaldía de Somoto y la misma policía, esta es la primera vez que lo detienen.

Sobre su detención, el periodista, quien lleva 28 años ejerciendo la profesión, dijo que durante el tiempo que permaneció en la delegación, los policías fueron reiterativos con las preguntas: dónde trabaja, dónde vivía, para dónde se dirigía, volviendo a solicitarle su cédula.

La detención se dio a las 11:30 a.m. de este viernes, cuando Aragón se dirigía junto a sus hijas de 6 y 11 años a Estelí, a visitar la tumba de su mamá. El periodista le pareció extraño, que al momento de que detuvieron el bus, los policías directamente se dirigieron a él.

El pasado mes de julio denunció que encapuchados realizaron disparos en su vivienda en Somoto, además el 26 de octubre varios policías abordo de una patrulla y paramilitares en motocicletas lo asediaron cuando se encontraba con otros colegas mientras realizaban entrevistas en el municipio cafetalero de San Juan del Río Coco, en Madriz, para conocer de la situación actual de ese sector.

Sobre esta situación, Aragón reiteró la frase de "no se mata la verdad, matando periodistas", y enfatizó que "si he de morir por hacer periodismo, no me importa", y aseguró que a pesar de las amenazas no piensa abandonar el país, porque si así lo hiciera desde ese momento "dejaría ser periodista".