Policía utilizó armas militares para reprimir protestas, denunció Amnistía Internacional

Amnistía Internacional, (AI), a través del equipo de investigación para Situaciones de Crisis documentó que los grupos parapoliciales y Policía utilizaron armas de uso militar, para la “operación limpieza” - en tranques- y para reprimir las protestas en contra del gobierno de Daniel Ortega.

En un video divulgado por AI, relatan los diversos tipos de armas que fueron utilizados por los grupos sandinistas quienes estaban armados con fusiles tipo AK; fusiles de francotirador Dragunov, Remington M24 y FN SPR; ametralladoras RPK y PKM, e incluso lanzagranadas portátiles PG-7.

Amnistía manifestó que “el uso de estas armas de guerra está prohibido en labores de seguridad pública”.

El equipo de trabajo de AI visitó Nicaragua en el mes de mayo ante el incremento de muertos en protestas y graves violaciones a los derechos humanos como la tortura, la desaparición forzada o las ejecuciones extrajudiciales.

“Aunque algunas de las personas que protestaban usaron morteros de fabricación casera y, según informes, una minoría recurrió al uso de armas de fuego (…), esto no justifica que las autoridades usaran —de forma generalizada, desproporcionada y en su mayor parte indiscriminada— medios letales contra todas las personas que protestaban”, escribió AI en su informe.

Además, manifestaron que lo recomendable hubiera sido que “las autoridades debieron haber respondido con la mínima fuerza necesaria para restablecer la seguridad pública”.

La represión cometida por Daniel Ortega en contra de los manifestantes que exigían su salida del poder dejó desde el mes de abril 528 muertos, según organismos de derechos humanos.