Edison Lanza: Inaudito que gobierno intentara sacar a 100% Noticias de cableras

100% Noticias

El relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Edison Lanza, señaló en una entrevista realizada por el periodista Wilfredo Miranda de Confidencial que “fue un hecho grosero e inaudito el intento de regular el espectro radioeléctrico para tratar de sacar de la televisión para abonados a 100% Noticias”.

Lanza se refirió al caso del canal 100% Noticias, cuando el pasado 27 de octubre la dictadura sandinista ordenó a todas las cableras a través de Telcor que removiera la señal de este canal independiente de sus parrillas, para en su lugar poner la señal del oficialista canal 6.

“En la Relatoría reparamos en la concentración de los medios de comunicación. El control de los medios, tanto públicos como privados, por parte de la autoridad reguladora. Telcor obviamente no tiene independencia alguna del Gobierno”, dijo Lanza.

El relator expresó que ningún Estado puede establecer reglas entre privados. “Este caso me pareció extraño, porque podrían decir los canales públicos hay que ponerlos en tales números, deportivos, y los canales de noticias en otros. Hay un margen para esas cosas. Pero esto fue con nombre y apellido para tratar de sacar del aire a 100% Noticias, y dejarlo sin espacio en un acuerdo entre privados, obviamente con la intención de molestar”.

Considera que el gobierno sandinista ha hecho de Telcor “un instrumento para tratar de callar voces críticas, y en medio de esta crisis se hace más efectivo. Antes sacaron radios y programas comunitarios del aire. El Estado cree que nos puede engañar a todos durante todo el tiempo”.

“Ahora hay una tendencia de suprimir la libertad de expresión para generar el efecto de miedo e inhibición en periodistas locales, quienes informan con voz crítica. Aprovechan que ahora hay más atención sobre Managua, y en lo que pasa en los medios más grandes. Igual así trataron disminuir el poder de convocatoria que tiene 100% Noticias”, insistió Lanza.

Indicó que notoriamente hay un alejamiento total las obligaciones del Estado en que tiene que prevenir, proteger y garantizar que los periodistas hagan su trabajo, “y acá pasa todo lo contrario. Se deja a las bandas que operan con anuencia de la Policía actuar. Si a un periodista se le agrede, no se investiga. El crimen de Ángel Gahona es gravísimo. El asesinato en el marco de su trabajo está bajo un manto de sospecha. No le han permitido al Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI) y a la CIDH acceder a las audiencias, investigaciones y declaraciones de quienes el Estado indica como autores. Los familiares de Gahona tienen, legítimamente, muchas sospechas y desconfianza. El incendio y ataque brutal contra Radio Darío sigue impune; su director tuvo que salir al exilio. Hacer periodismo en Nicaragua es peligroso. Quienes hacen periodismo independiente están corriendo riesgo, porque es el propio Estado es el que permite que sean agredidos”, alertó.