Policía sandinista advierte a ciudadanos que deben pedir permiso para jugar en calles

La represión que ejerce la Policía sandinista bajo el mando del régimen de Daniel Ortega cada día se sale de control. Este fin de semana un grupo de jóvenes y adultos que jugaban béisbol fueron advertidos por varios policías que debían pedir permiso para jugar en las calles.

Una patrulla policial cargada de antimotines se presentó en el barrio Pueblo Chiquito de Granada para hacerle la advertencia a los ciudadanos que jugaban pacíficamente.

Los granadinos denunciaron en redes sociales las amenazas que le hicieron los policías sandinistas y criticaron el actuar del jefe de la seguridad pública en Granada, subcomisionado Amaru Alfaro, por restringirle el derecho a la recreación.