Obispos perdonan a quienes los tildan de "golpistas y terroristas"

El obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, dijo perdonar a quienes han atacado de “golpistas y terroristas” a los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, “para tener alegría en el corazón”.

“La actitud nuestra como creyentes, con la misericordia del Señor, nosotros perdonamos para tener alegría en el corazón”, dijo monseñor Álvarez.

Asimismo, hizo un llamado al respeto hacia la prensa independiente de Nicaragua, que ha sido víctima de asedios y amenazas por simpatizantes del gobierno de Daniel Ortega.

“En el mensaje de adviento llamamos –obispos- al respeto unos a otros y en ese respeto está el de las libertades. Nosotros estamos llamando siempre a una paz y reconciliación como hemos dicho que se tiene que tomar en cuenta y que pasa por la verdad y la justicia”, expresó.

Monseñor Álvarez quien celebró este viernes 24 años de su ordenación sacerdotal, manifestó por otro lado el trabajo que realizaron los obispos como mediadores en el diálogo nacional, que buscaba una salida a la crisis de Nicaragua.

“Nosotros hicimos todo lo que estuvo de nuestra parte, no somos técnicos, nosotros somos pastores y como pastores dimos lo mejor de nuestra parte y seguimos acompañando al pueblo de Dios”, indicó monseñor Álvarez.

 Por su parte, el vicario judicial, padre Julio Arana, lamentó la agresión que vivió el sacerdote Mario Guevara, al ser atacado por una mujer de nacionalidad rusa quien le tiró en el rostro y cuerpo, ácido sulfúrico cuando terminaba de confesarla.

“No se debe atentar contra nadie, hay que aprender a respetar el derecho de la otra persona a no lesionarla. Es lamentable que tanto a un medio y a otra persona se le esté amenazando de esta manera. Esperemos que los ánimos se bajen y que haya en todas las personas una voluntad de una verdadera y autentica reconciliación”, expresó el padre Arana