Régimen de Ortega expulsa a MESENI y GIEI de Nicaragua

La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo expulsó a la misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a todos los miembros del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) e integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

“El gobierno de Nicaragua anunció la suspensión temporal de la presencia del MESENI a partir de hoy en el país y también las visitas de la CIDH. Asimismo, comunicó la expiración del plazo, objetivo y misión del GIEI”, comunicó la CIDH.

Ana María Tello, coordinadora del MESENI

Ana María Tello, coordinadora del MESENI expresó que les informaron que debían abandonar el país de inmediato. Sin embargo, aseguró que “CIDH va a continuar trabajando en el tema de los derechos humanos en Nicaragua”.

El régimen sandinista está incumpliendo de esa forma el acuerdo firmado el 24 de junio. La permanencia del MESENI en Nicaragua es indefinida.

La expulsión del MESENI y GIEI se dio en la Cancillería sandinista, quien los citó hoy a las 3:00 de la tarde.

Estaba prevista que el GIEI presentará mañana jueves su informe final sobre los hechos de violencia ocurridos en Nicaragua desde el 18 de abril hasta el 30 de mayo de este año.

Este es el comunicado íntegro de la CIDH sobre la expulsión al MESENI y GIEI:

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informa que el Estado de Nicaragua comunicó el día de hoy la decisión de suspender temporalmente la presencia del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) en el país y de visitas de la CIDH a Nicaragua a partir de esta fecha. Asimismo comunicó la expiración del plazo, objetivo y misión del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

El MESENI de la CIDH fue instalado en Managua el 24 de junio de 2018 con el fin de monitorear en terreno la situación de los derechos humanos en Nicaragua, dar seguimiento a las recomendaciones emitidas por la CIDH en sus informes y en las medidas cautelares otorgadas, y apoyar el fortalecimiento de las capacidades de la sociedad civil. La CIDH lamenta la decisión del Estado de Nicaragua y comunica que el MESENI seguirá funcionando desde su sede en Washington-DC. Para ello continuará en contacto permanente con las organizaciones de la sociedad civil, movimientos sociales, actores estatales y con las víctimas de violaciones de derechos humanos.

El GIEI tiene el objetivo de coadyuvar y apoyar las investigaciones de los hechos violentos en el país ocurridos entre el 18 de abril y el 30 de mayo de 2018 en el marco de las protestas sociales ocurridas, con base en el Acuerdo firmado entre la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos, la CIDH y el Gobierno de Nicaragua. El GIEI hará público su informe en los próximos días.

La CIDH reitera que la situación de Nicaragua continuará siendo una prioridad, reafirma su compromiso con las víctimas de violaciones de derechos humanos y seguirá monitoreando el cumplimiento por parte del Estado nicaragüense de sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos contraídas voluntariamente.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.