Michael Kozak, asume Subsecretaría de Estado para América Latina

Esta designación del gobierno de Donald Trump surge un día después de que el presidente de EEUU despidiera a John Bolton de la Asesoría de Seguridad Nacional.

Michael Kozak dejará de ser el responsable de derechos humanos del Departamento de Estado de EEUU para hacerse cargo de la subsecretaría de Estado para América Latina, puesto que dejó libre la diplomática Kimberly Breier cuando renunció por motivos personales el pasado 8 de agosto.

Kozak es un diplomático de trayectoria y con un amplio conocimiento sobre Latinoamérica. Tuvo un papel protagónico en la crisis con Manuel Noriega en Panamá: se encargó de negociar la salida del dictador y fue quien dio el ultimátum antes de que EEUU decidiera intervenir militarmente.

En 1991 sugirió entrar a Chile, país que ya estaba en democracia, para detener al general Manuel Contreras, el jefe de espionaje de la dictadura de Augusto Pinochet que ordenó asesinar a Orlando Letelier, el embajador chileno en Estados Unidos que murió en un atentado con coche bomba en 1976 en Washington.

Entre 1996 y 1999, Kozak fue jefe de Misión en La Habana, Cuba, y entre 2000 y 2003 fue embajador de EEUU en Minsk, Bielorrusia.

La noticia generó revuelo en redes sociales entre los activistas por la recuperación de la democracia en Venezuela.

Joshua Goodman, periodista y director de la sección Andes (Colombia, Venezuela, Ecuador y Perú) de la agencia de noticias Associated Press, publicó el siguiente tuit: "Nota para Nicolás Maduro: Kozak es de esos raros diplomáticos sin miedo a usar la fuerza para lo que EEUU considera un objetivo noble".

"Es un tipo decidido", advirtió el periodista y ex preso político venezolano Leocenis García. "Muy malas noticias para Maduro", señaló el reportero Orlando Avendaño, editor en jefe del medio internacional PanAm Post.

Y Morgan Ortagus, vocera del Departamento de Estado de EEUU, señaló que "el Embajador Kozak es un experimentado defensor de los valores estadounidenses y de los derechos humanos, con un profundo conocimiento de la región". Y afirmó que su gestión "continuará promoviendo la restauración de la democracia para el pueblo de Venezuela".