Nicaragüenses viven en condiciones de precariedad por falta de documentos en Costa Rica

La Comisión Interamericana reconoce que la situación de migración forzada masiva de personas nicaragüenses ha representado un desafío importante para el Estado y el pueblo costarricense.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH aseguró a través de un informe sobre la situación de los derechos humanos de las personas nicaragüenses que se exiliaron en Costa Rica, que la falta de documentos provoca que muchas personas se encuentren viviendo en condiciones de precariedad sin poder acceder a derechos económicos, sociales y culturales.

“La Comisión muestra su profunda preocupación debido a que, por la falta de documentación, muchas personas se encuentran viviendo en situación de precariedad sin poder acceder a derechos económicos, sociales y culturales, como un trabajo formal, educación, vivienda adecuada y salud pública. Además, esto podría también implicar que las personas que requieren protección internacional sean sujetas de procedimientos migratorios que no respeten el principio de no devolución y no analicen sus necesidades de protección internacional”, estable la CIDH en su informe.

La Comisión Interamericana reconoce que la situación de migración forzada masiva de personas nicaragüenses ha representado un desafío importante para el Estado y el pueblo costarricense. Y destaca positivamente la creación y establecimiento de espacios de acogida inmediata temporal para las personas migrantes. la CIDH valora muy positivamente la política de fronteras abiertas del Estado, la cual ha amparado a decenas de miles de personas que se han visto forzadas a huir de Nicaragua. 

El organism de derechos humanos recomendó al Estado de Costa Rica, Adoptar medidas dirigidas a promover el apoyo internacional y la responsabilidad compartida en el rescate, recepción y alojamiento de personas nicaragüenses.Además, Continuar implementando políticas y medidas accesibles que garanticen el ingreso al territorio a las personas nicaragüenses que requieren protección internacional.

Sobre el tramite de documentos la CIDH plantea: “Asegurar la gratuidad de los procedimientos para el reconocimiento de la condición de refugiado e implementar medidas para acortar los plazos para el reconocimiento de la condición de refugiado, mejorando y fortaleciendo el sistema de citas y calendario de entrevistas, para que las mismas se efectúen dentro de un plazo razonable”.

Al gobierno de Nicaragua la CIDH recomendó Abstenerse y cesar de manera inmediata la realización de todo acto de represión de la protesta y de persecución en contra de personas que sean identificadas como opositoras y adoptar medidas eficaces para la protección de las personas que se encuentren en situaciones de persecución y riesgo.

Además, proveer las garantías necesarias para que las personas puedan transitar y residir libremente en Nicaragua, lo que implica necesariamente abstenerse de continuar criminalizando y generando causas o procesos judiciales que ocasionen el desplazamiento forzado de personas nicaragüenses.