Giran orden de captura en Nicaragua para actor de patito feo

El actor Juan Darthés fue acusado esta mañana, en un juzgado de Managua, por el delito de violación en perjuicio de la actriz Thelma Fardin, según consta en el sistema electrónico del poder judicial de Nicaragua.

La acusación fue radicada en el juzgado Décimo Penal de Audiencias de Managua por la codirectora de Unidad de Género de la Fiscalía nicaragüense, Sandra Dinarte, y en el escrito se pide una orden de captura contra Darthés, que se encuentra con su familia en Brasil.

De acuerdo con una fuente fiscal, la violación fue calificada como “agravada” por la fiscal Dinarte porque “había un vínculo de confianza (entre Darthés y Fardin) y porque producto de la violación ella tiene una afectación psicológica grave”.

La acusación no se presentó en un juzgado especializado en violencia de género porque cuando habría ocurrido la presunta violación, en 2009, en Nicaragua no se había aprobado aún la Ley 779, la ley que creó los tribunales especializados en violencia de género.

La fuente fiscal también explicó que para acusar a Darthés la Fiscalía nicaragüense se está apoyando en que consideran que tienen “suficientes elementos de prueba”, de las cuales “la principal es la valoración psicológica (en Fardin)”. También hay pruebas testimoniales y documentales.

Sobre el proceso para sentar a Darthés en un juzgado de Managua, la Fiscalía nicaragüense todavía valora cómo extraditar al actor. No hay acuerdos de extradición entre Brasil y Nicaragua.

La denuncia de Fardin fue presentada en la Fiscalía nicaragüense el 4 de diciembre de 2018 y en ella la actriz señala que fue violada por Darthés en 2009, cuando ella tenía 16 años de edad, él 45 y ambos formaban parte del elenco de la serie de televisión Patito Feo y se encontraban de gira por Nicaragua.

Entonces se hospedaron en el hotel Holiday Inn, que habría sido el escenario del delito. El día de los hechos, los actores de Patito feo estuvieron en un centro comercial y luego llegaron al hotel, pero Fardin descubrió que la tarjeta magnética para ingresar a su habitación estaba dañada y Darthés la habría invitado a que fuera a su habitación para llamar a la recepción y le trajesen otra.

Ella denunció que dentro del cuarto, Darthés la empujó a la cama, le bajó el short que vestía, le practicó sexo oral y luego la penetró. En ese momento, un empleado del hotel llegó con la nueva llave magnética y la joven actriz aprovechó la distracción para escaparse.

Para la Justicia continúa siendo un misterio el paradero del empleado que llegó a la habitación y que sería un testigo clave en el juicio.