Dictadura retiene vino de consagrar a la iglesia católica

El cardenal de Nicaragua,  Leopoldo  José Brenes, informó que la dictadura de Daniel Ortega, mantiene retenido desde hace más de un año en Aduana, el vino para consagrar en la Eucaristía, dentro de unos contenedores de pertenecen a Caritas de Nicaragua. 

“Hemos tenido que recurrir a echar menos vino en el cáliz”, dijo el purpurado, que desconoce las razones por las que les mantienen retenido el vino.

El régimen de Daniel Ortega declaró la guerra a la iglesia católica, pues acusa a los obispos y sacerdotes de sumarse a un golpe de Estado, discurso que han negado los religiosos, que sostienen unicamente están de lado de la verdad y la justicia. 

Los obispos de la iglesia católica, participaron en el primer Diálogo Nacional, que finalmente fracasó.