Directora de Nicaragua Investiga responsabiliza a Rosario Murillo por ataque a periodistas y por azuzar el odio contra la prensa independiente

El reportero Hans Lawrence está golpeado y tuvo que ser trasladado a un hospital a consecuencia de la embestida de las huestes oficiales que fueron llevadas por la maquinaria del FSLN a Catedral

La periodista y directora de Nicaragua Investiga, Jennifer Ortiz, condenó el ataque que sufrió Hans Lawrence, reportero de esa plataforma digital, por parte de turberos orteguistas que después de ofenderlo procedieron a golpearlo y robarle en las afueras de la Catedral de Managua, donde se realizó este 3 de marzo una misa de cuerpo presente del poeta y sacerdote Ernesto Cardenal.

A la eucaristía se presentó un batallón de simpatizantes del régimen a irrespetar la memoria del escritor, gritando consignas del Frente Sandinista de Liberación Nacional y agitando pañuelos rojinegros en una clara muestra de provocación. Cardenal era disidente de ese grupo político y uno de los más críticos de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Ortiz aseguró que el periodista Lawrence “está escupiendo sangre. Hans (Lawrence) tiene una condición delicada de salud y nos preocupa mucho lo que le pueda suceder”. Por esta situación, responsabilizó a la vicedictadora Rosario Murillo “por ser la persona encargada de dirigir los programas de comunicación del Gobierno (de Nicaragua) y también por ser la persona, funcionaria pública de alto nivel, encargada de azuzar e incitar al odio en contra de la prensa independiente”.

La directora de Nicaragua Investiga además recalcó que con la presencia de los aduladores del orteguismo “se cometieron dos actos atroces. El primero ha sido irrespetar un servicio funerario, que independientemente del bando donde sea se ve muy mal que se llegue a irrespetar la memoria de un muerto (…) Ernesto Cardenal fue un disidente y abiertamente había sido crítico de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Se había declarado un perseguido político. Es un irrespeto que se llegue con consignas partidarias a unas honras fúnebres de una persona que se declaró completamente con una ideología contraria. En segundo lugar, el otro acto atroz que se cometió fue este irrespeto y este salvajismo contra la prensa independiente”.

Los periodistas Leonor Álvarez, de La Prensa, y David Quintana, de Boletín Ecológico, también fueron golpeados. Quintana denunció que “la situación fue espantosa, me han herido, me golpearon, me dislocaron mi cadera, me insultaron y me robaron mi equipo”. El comunicador llevaba el rostro golpeado y también fue trasladado a un centro hospitalario.

Álvarez, por su parte, aseguró que fue golpeada y que además le robaron su celular, “(…) pero golpearon más al colega Hans (Lawrence). Los simpatizantes del gobierno nos dijeron que estamos desinformando cuando nosotros estábamos transmitiendo lo que se estaba aconteciendo”.

Este nuevo ataque se da en medio de los tres días de duelo nacional decretados por la tiranía, quien envió condolencias a la familia del poeta Ernesto Cardenal, a quien llama “ilustre poeta nicaragüense”, aunque en vida lo persiguieron y vilipendiaron. El pronunciamiento del Gobierno fue catalogado como una “burla e insulto” e igualmente los críticos y amigos del ganador del Premio Cervantes lo tildaron de “cínico”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ