CONFIDENCIAL: Miles de trabajadores despedidos y de “vacaciones” por covid-19

Sandra Ramos cuestiona acuerdo tripartito que no brinda protección a los empleados de zona franca; Dean García: en junio viene nueva ronda de despidos

Si bien hasta ahora, el sector de zona franca había sufrido menos que otros sectores en términos de exportación y generación de puestos de trabajo, la crisis causada por el covid-19 los ha golpeado tanto o más que a cualquiera, con más de 2000 despidos, y miles de empleados enviados de vacaciones.

Las empresas adscritas al régimen de zona franca emplean a 123 000 personas, la mayoría en el rubro textil, seguido de tabaco, arneses e implementos médicos, explicó Dean García, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de Textil y Confección (Anitec).

Sandra Ramos, fundadora del Movimiento de Mujeres Trabajadoras y Desempleadas ‘María Elena Cuadra’, detalló que más de 49 000 trabajadores fueron enviados de vacaciones (por más de una semana, en muchos casos), y se teme que cuando regresen, muchos sean despedidos.

Ramos cuestionó el acuerdo tripartito firmado por las empresas de zona franca con el Gobierno y sindicalistas, por considerarlo como una muestra de insensibilidad de parte de los empresarios para con sus trabajadores.

“El problema es que solo les están dando seis días de salario, lo que es un problema para cualquier trabajador, pero peor para aquellas obreras que son cabeza de familia y único ingreso del hogar, en una industria donde el 60% de su personal es del sexo femenino”, reclamó Ramos en una entrevista con el programa Esta Semana, que se transmitirá completa este domingo por el canal de CONFIDENCIAL en YouTube.

Dado que “si te suspenden, solo te darán seis días de salario”, Ramos propone que los trabajadores enviados a sus casas “deberían ir con goce de su salario, creando programas especiales para las que son cabeza de hogar y no tienen otra entrada. Debería instituirse un mecanismo en coordinación con el Gobierno, para que se lleven salario y bono”.

Basada en un monitoreo de las empresas del sector, Ramos detalló que “dos o tres empresas se fueron bajo la modalidad de ‘permiso especial’, lo que implica pagar solo 50% de salario”.

Solidaridad con su personal

Dijo que también encontraron una empresa “que se fue por el artículo 38 del Código Laboral, para suspender a casi 3000 trabajadores por un mes, a lo que se suma 1905 despidos, como decisión extrema. Solo 15 510 trabajadores siguen laborando, en once empresas”, detalló.

“Estas empresas tienen grandes utilidades, si cerraron a noviembre 2019 con casi 3000 millones de dólares en exportaciones, y no son empresas pobres. Yo siento que no están colaborando en nada. ¿Dónde está su Responsabilidad Social Empresarial, que no pueden contribuir a hacer un acuerdo más justo para los trabajadores?”, cuestionó.

Ramos observa que los empresarios “se fueron a negociar con los sindicatos oficialistas, que es igual que decir que negociaron con el Gobierno, pero debieron haber hecho programas para que las trabajadoras perdieran menos. Están pagando las vacaciones con el salario básico de 6000 córdobas”.

Por eso, insiste en que “reinviertan parte de sus recursos para ayudar a los trabajadores. Dicen que a los empresarios les está yendo mal, pero a las mujeres trabajadoras, ¿qué? Los trabajadores son los que están poniendo el costo de esta crisis que estamos viviendo, que es sanitaria, política y económica”, insistió.

Ramos demandó al Gobierno una política de bonos y protección para los trabajares censantedos y para el sector informal como en otros países. Y criticó a los empresarios de zona franca que comparecieron con el régimen durante los primeros días de la represión de abril 2018.

“El Gobierno les ha dado tanto a los empleadores, que en medio de la crisis ellos comparecieron acuerpando al Gobierno. ¡Que acuerpen a los trabajadores!”, demandó la lideresa sindical.

“Jamás voy a aprobar un acuerdo que afecte a semejante cantidad de trabajadores, sin que los empresarios pongan más esfuerzo”, añadió.

“La industria maquiladora no se compara con la industria nacional, que sí paga impuestos, pero la industria de exportación no paga ningún tipo de impuestos. Se beneficia de los acuerdos de libre comercio y libre mercado que ha suscrito Nicaragua”, comentó.

Nueva ronda de despidos

Al detallar cómo fue la cadena de contagios que afectó al sector, el director de Anitec, Dean García, recordó que “el cierre de China detuvo la cadena de suministros”.

Luego, el cierre de Europa afectó al sector automotriz (Draexlmaier), pero el cierre de Estados Unidos fue el tiro de gracia, porque el 80% de las exportaciones de Zona Franca (y el 90% de las exportaciones textiles) van hacia ese país.

La paralización de las tiendas en Estados Unidos, congeló la venta de mercadería, por lo que las marcas y las grandes tiendas, enviaron mensajes a sus proveedores, diciendo: dejen de producir. No nos envíen nada.

“Las empresas que sí están trabajando fuerte son las que producen insumos médicos o ropa para personal de medicina”, reveló el ejecutivo.

Dado que se calcula que al mes de junio se habrá perdido entre el 40% y el 45% de la producción textil, Dean cree que eso se traducirá en una nueva ronda de despidos, o sea, más desempleo.

Mas infromació: https://confidencial.com.ni/

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ