Tamara Dávila cumple 41 años de edad tras las rejas

Hace 217 días fue detenida injustamente de Tamara Dávila. En su cumpleaños 41 permanece tras las rejas por elevar su voz contra el régimen Ortega Murillo. Régimen que la acusó de “conspiración para el menoscabo a la integridad nacional”.

“No no nos vamos a callar y no vamos a dejar de denunciar al régimen y no vamos a renunciar al sueño de la Nicaragua libre”, expresó Tamara horas antes de ser secuestrada.

Lea Más: Lesther Alemán cumple 24 años de vida encerrado en la cárcel de tortura El Chipote

Dávila es una reconocida feminista que ha dedicado sus energías a la defensa de los derechos de las mujeres nicaragüenses, pero en 2018 decidió participar activamente a la política del país desde los espacios sociales.  

                                                        

El mayor anhela de esta presa política ha sido poder hablar con su hija, sin embargo, le han negado su derecho. Violando no solo los derechos humanos también el debido proceso.

Fue detenida el pasado 12 de junio. En condiciones indignas, soportando humillaciones y sometida a torturas permanece Tamara Dávila junto a 170 presos políticos nicaragüenses. 

Recientemente, su familia denunció que ella junto a la también presa política Suyen Barahona desde hace seis meses permanece bajo aislamiento absoluto con privación de alimentos y abrigo.

Asimismo, los parientes denunciaron que los acosos de los órganos de justicia involucrados se han extendido hacia ellos obligándolos a permanecer en silencio para evitar represalias contra sus familiares secuestrados.

“Tamara es psicóloga y perdió a su mamá cuando era muy joven, tenía 18 años, recién estaba empezando la universidad. Me acuerdo que su tesis de la carrera fue sobre: cómo viven el duelo las mujeres jóvenes”, dijo Ana Lucia Álvarez Vijil al diario La Prensa.

Lea: Analizan la ilegitimidad de Daniel Ortega y sus consecuencias internacionales para Nicaragua

Agregó en la entrevista que Tamara fue hostigada fuertemente previo a su detención y que meses antes tuvo su casa por cárcel. “Tanto de la policía como de civiles no identificados”, relató que de forma arbitraria y sin ningún documento legal le decían: “mira, hoy no podes salir”, pasando varios días sin que nadie saliera de la casa.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ